«En el centro de día abrimos también los sábados y ahora tenemos transporte a domicilio»

María Cuadrado Fernández
m. cuadrado FOZ / LA VOZ

A MARIÑA

La gerente hace balance de la actividad que presta desde julio el servicio Aloumiños, el primero privado de A Mariña

18 sep 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

El centro de día Aloumiños fue el primero de carácter privado que abrió en la comarca. Lleva dos meses y medio funcionando en Foz (calle Corporacións Municipais, 52) y ya ha ampliado varios servicios para adaptarse a las familias y a los usuarios. Verónica Castiñeira es la gerente de este centro, cuya supervisora es Mónica Fernández.

-¿Qué balance hacen de los dos meses y medio de funcionamiento del centro?

-No hubo una afluencia en masa. Algunos mayores creen inicialmente que es como la residencia, pero una vez que pasan el primer día y ven que los vienen a buscar para volver a casa son más receptivos a continuar viniendo. Nuestros primeros usuarios fueron veraneantes, gente de Asturias, de Madrid, de Burgos... y ahora empiezan a llegar los usuarios de Burela, Foz y de los alrededores. Creo que lo mejor sería que ellos mismos, los mayores, vinieran a probar para saber lo que realmente ofrece un centro de día.

-¿Han ampliado la carta de servicios?

-Si. Hemos ampliado los días, En el invierno también vamos a trabajar los sábados, de forma que de lunes a viernes abrimos de ocho de la mañana a ocho y media de la tarde, y los sábados, abrimos de diez de la mañana a siete y media de la tarde. No es un horario tan amplio como el resto de la semana pero por lo menos la gente que tiene que hacer la compra u otro recado, tiene la opción a traer a los mayores al centro. Además, también ahora tenemos servicio de transporte a domicilio, que es para cualquier persona, aunque tenga problemas de movilidad. La gente que puede venir al centro es cualquier persona que se pueda sentar en una silla. Y por lo que estamos constatando, el servicio de transporte tiene demanda. Tengo un usuario de Burela que lo voy a buscar todos los días.

-¿Qué valoración hacen los mayores cuando descubren el servicio?

-Este es el cole de los mayores donde pasan el día y aprenden cosas. Pueden hacer gimnasia, se relacionan con la gente de su edad y hablan de sus cosas, juegan la partida...

-¿Cómo funciona el servicio de comedor?

-Damos desayunos, comidas y meriendas, y tenemos dietas adaptadas. No consideramos caro venir una hora un día suelto y pagar 10 euros, porque entraría dentro la comida.

-Es un servicio con estancias a la carta, es decir, los mayores pueden elegir entre todo el día o solo unas horas...

-Tenemos gente que antes de abrir el centro estaba sentada toda la tarde en casa y ahora vienen después de comer a pasar la tarde en compañía, van al gimnasio, meriendan... El centro Aloumiños nació para cubrir un hueco de un servicio necesario en la comarca, donde hay pocas plazas de día para mayores.

-¿Existen ayudas para los usuarios?

-Este es un centro privado donde intentamos asesorar a los usuarios de las ayudas. La gente que tiene reconocida la dependencia sí puede acceder a la libranza para este centro, pero reconozco que hoy en día ni la Xunta ni el Concello están concertando plazas. Por desgracia lo primero que se recorta son servicios sanitarios y educativos. A diferencia de la ayuda que el mayor pueda recibir en casa, el centro les proporciona, entre otros servicios, la posibilidad de relacionarse con otras personas, algo que les anima y les reconforta.