Los dependientes podrían tener que abandonar el asilo de Foz

La Xunta no concede 10 plazas concertadas y el patronato busca dinero


foz / la voz

El asilo de Foz vuelve a las páginas de actualidad y, en esta ocasión, los que más se juegan son los mayores dependientes que residen en el centro. La voz de alerta la dio ayer el regidor, José María García Rivera, quien a primera hora de la tarde reconoció la importancia de buscar una solución urgente para que el asilo continúe prestando servicio a todos los mayores del municipio que lo requieran.

El alcalde desveló que hace unos días representantes de la oenegé Mensajeros de la Paz, que gestiona el asilo, enviaron una carta a los miembros del patronato para convocarlos a una reunión urgente en la que les manifestaron que la Consellería de Benestar Social finalmente no iba a conceder las diez plazas concertadas ya anunciadas. Esta decisión, explicó el regidor y también miembro del patronato, condicionará el servicio que presta el asilo, ya que al no haber plazas concertadas, los mayores que residan en este centro y sean valorados como dependientes «deberán marchar á residencia de anciáns de Viveiro».

Ante esta situación, Mensajeros de la Paz informó al patronato de que si hay residentes que cumplen estos requisitos y deciden irse «a cifra de persoas que se queden será reducida, polo que non será viable realizar a residencia», según explicó el regidor focense, quien ayer indicó que la oenegé considera que se producirá «un déficit de 50.000 euros ata xuño».

Tras la reunión urgente del patronato, sus miembros decidieron iniciar gestiones ante la Xunta y la Diputación. El regidor ya anticipó que el Concello no puede adelantar los 50.000 euros, ya que recientemente aportó 30.000. Hizo gestiones con la Diputación, cuyo presidente fijará en los próximos días una cita con los miembros del patronato para estudiar cómo puede contribuir a solventar la situación. En esa reunión, Gómez Besteiro también hablará sobre la partida de 33.600 euros que destinará la Diputación a realizar el proyecto de la nueva residencia de mayores de Foz.

«É difícil de explicar a falla de axuda por parte da Xunta para o noso asilo. Cando pensábamos que este ano se concederían dez prazas concertadas, prodúcese esta noticia. Pola nosa parte non imos permitir que ningunha persoa que non desexe marchar de Foz o teña que facer, e loitaremos para iso», explicó ayer el mandatario focense, quien agradeció el interés de la Diputación por acceder a fijar una reunión con el patronato. García Rivera recordó que la institución provincial ya aportó 7.000 euros para reparar el edificio.

150 plazas nuevas en Viveiro

Tras hacer las pertinentes consultas a la Consellería de Benestar Social, desde el gabinete de prensa indicaron que «en la actualidad, los conciertos de plazas se realizan a través de concursos públicos por áreas geográficas». Recordaron que «ahora mismo, en la zona de A Mariña, la Xunta dispone de 150 nuevas plazas sostenidas con fondos públicos en la residencia de Viveiro» a la vez que indicaron que «a través de la Ley de dependencia, los mayores pueden circunscribir al área provincial su petición de plaza pública a no ser que soliciten la libranza de servicios, que consiste en darle al usuario una prestación económica para ayudarles a sufragar la plaza en una residencia privada si en su entorno no existen plazas públicas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Los dependientes podrían tener que abandonar el asilo de Foz