Este año aumentó el tráfico de mercancías en el puerto de Ribadeo y se multiplicó la actividad en el de Celeiro


viveiro/la voz.

El tráfico de mercancías crece cada año en las instalaciones portuarias de Viveiro y Ribadeo, tal y como indican los movimientos registrados por Portos de Galicia. La proliferación de asociaciones de productores forestales en el último lustro y la venta de madera para atender la demanda de las exportaciones han modificado parcialmente el uso de las áreas portuarias del norte.

Además, el tráfico de madera en bruto ha aumentado en el muelle de Celeiro de forma tan significativa que el volumen de toneladas registradas desde enero hasta octubre de este año ha duplicado al registrado en el mismo período del 2009. En este puerto se cargaron durante los primeros diez meses del año 68.699 toneladas de madera, frente a las 30.607 del 2009. Es imposible obviar la importancia de este subsector en los movimientos portuarios; solo en octubre del 2009 se cargaron 3.079 toneladas y en el mismo mes de este año, 11.100. En este muelle también creció el tráfico de cuarzo, que pasó de 37.974 toneladas del 2009 a 75.156 en los primeros diez meses del año actual. Además, aumentó el comercio de pescado congelado, de 53 a 210 toneladas en el mismo período.

El aumento del tráfico portuario en Celeiro en lo que va de año le convierte en el segundo puerto de mercancías de la comarca, superando al de Burela. El muelle celeirense pasó de registrar 69.068 toneladas durante el 2009 a 144.064 toneladas hasta octubre de este año.

Líder

Ribadeo sigue liderando el ránking de los muelles mariñanos en lo que a tráfico de mercancías se refiere. Durante el 2009 registró un movimiento de 204.862,39 toneladas de distintos materiales frente a las 328.897,54 anotadas hasta octubre de este año. La pasta mecánica de madera constituye el principal activo de este puerto, donde este año se movieron 252.124 toneladas frente a las 154.528 del 2009. A bastante distancia le sigue el tráfico de arenas naturales (26.411 toneladas, hasta octubre de este año) y el de carbonato de magnesio natural (16.912 toneladas, en el mismo período). El tráfico de abonos minerales o químicos pasó de 0 a 9.279 toneladas entre el 2009 y el 2010; el de flejes de madera, de 0 a 5.278; el de minerales de hierro, de 0 a 2.046 toneladas, y el de pasta química de madera, de 0 a 9.794 toneladas. En los datos facilitados por Portos también se incluye la operación del transporte de transformadores eléctricos para una subestación del Occidente asturiano.

Pescado congelado

El único muelle donde se redujo la actividad fue el de Burela, que pasó de mover 93.196 toneladas en el 2009 a 85.346 en los primeros diez meses de este año. Aumentó ligeramente el tráfico de caolín (de 35.334 a 44.320 toneladas en este período) y descendió el movimiento de madera en bruto, de 43.960.000 a 41.026.000 kilos. En el muelle burelense cayó a cero el tráfico de cemento a granel (durante el 2009 se movieron 13.871 toneladas) y el de pescado congelado (31 toneladas el año pasado).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Este año aumentó el tráfico de mercancías en el puerto de Ribadeo y se multiplicó la actividad en el de Celeiro