«Aún sigo firmando autógrafos, pero ahora sobre todo a carrozas»

Con motivo del segundo aniversario de la Peña Madridista Praias de Foz, «El Brujo» regresó a la localidad mariñana donde debutó con el Deportivo en el año 1958


Araquistáin, Pachín, De Felipe, Sanchís, Pirri, Zoco, Serena, Amancio, Grosso, Velázquez y Gento. En una de las alineaciones más recordadas y admiradas por la afición madridista de toda España, con la que el Real Madrid conquistaba su sexta Copa de Europa en 1966, un coruñés con el 8 a la espalda absorbía casi todos los elogios. El mejor jugador gallego de todos los tiempos, con el permiso de Luis Suárez, regresó a sus orígenes para sumarse a los actos de celebración del segundo aniversario de la Peña Madridista Praias de Foz. Todavía ligado al Real Madrid a través de su Fundación de Veteranos, Amancio Amaro (A Coruña, 1939) compartió mesa y mantel con decenas de aficionados llegados desde distintos puntos de A Mariña.

-¿Le reclaman a menudo para citas como esta?

-Sí, de vez en cuando sí, aunque normalmente voy a los actos en los que se conmemoran los 25 o los 50 años de alguna peña. Esta vez hice una excepción al tratarse de una de Galicia, y estoy encantadísimo de estar aquí.

-¿Y todavía firma muchos autógrafos?

-Sí, aún sigo firmando autógrafos, pero ahora sobre todo a carrozas.

-Curiosamente fue en Foz donde hizo su debut con el Deportivo.

-Sí, sí... nos estamos remontando al año 58. Fue en pretemporada en un partido amistoso ante el Foz.

-¿Ya despuntaba?

-No recuerdo, pero supongo que sí porque sino el Deportivo no se habría fijado en mí.

-Seguro que entonces no imaginaba que pasaría a la historia del Real Madrid y de la Selección.

-Por supuesto que no. Ni en el mejor de mis sueños me veía triunfando en el Real Madrid y menos en la selección española.

-El fútbol ha cambiado mucho desde entonces. ¿A mejor o a peor?

-La evolución ha sido impresionante a mejor, sobre todo en la condición física y en el trabajo táctico.

-Su fichaje por el Real Madrid en 1962 estuvo a punto de frustrarse por cuestiones económicas. ¿Fue la insistencia de Santiago Bernabéu, entonces presidente, la que le llevó al equipo madridista?

-Sí, Don Santiago [Bernabéu] fue bastante insistente y resultó clave en mi fichaje. Parece ser que las directivas no se ponían de acuerdo en las cantidades del traspaso.

-El Madrid de entonces ya era grande pero no alcanzaba las dimensiones del actual.

-Por supuesto que no. De aquella no había los medios económicos de ahora. Los clubes vivían de los socios y de las recaudaciones de los partidos, y había un desconocimiento casi total del fútbol extranjero.

-¿Amancio tendría cabida en el actual Real Madrid?

-(Risas) Yo no soy quien para decirlo, pero tampoco soy tonto: por supuesto.

-¿Cuál ha sido su mejor momento como futbolista?

-De lo que más satisfecho estoy es de la trayectoria en sí.

-¿Y el peor?

-Las lesiones. He sufrido dos bastantes graves que me tuvieron apartado del fútbol siete meses cada una.

-Le apodaban El Brujo por su capacidad para hacer regates inverosímiles que parecían imposibles ¿no?

-Eso parece.

-¿Quién es el mejor regateador del fútbol de hoy?

-Yo creo que Messi ¿no?

-¿Le parece el mejor futbolista del mundo por encima de Cristiano Ronaldo?

-No. Los dos son grandísimos jugadores por los que pelearía cualquier club para tenerlos en sus filas.

-Vistió en 42 ocasiones la camiseta de la selección española y se proclamó campeón de la Eurocopa en el 64...

-La única que tuvimos durante mucho tiempo. Ahora afortunadamente ya tenemos dos.

-Ahora toca el Mundial.

-Somos favoritos en Sudáfrica, aunque la exigencia es máxima y cualquier error es fatal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Aún sigo firmando autógrafos, pero ahora sobre todo a carrozas»