La bajura pide una salvaguarda para sus derechos de pesca si la UE cambia el modelo de gestión


El Libro Verde de la Pesca, en proceso de consulta, marca las líneas de lo que será la política pesquera comunitaria. Entre otros asuntos, abre un debate sobre el actual modelo de gestión, donde las capturas se regulan en base al esfuerzo, mediante cuotas o topes admisibles. Entre las opciones para el futuro, cobra fuerza la de las cuotas individuales transferibles. Una alternativa que preocupa a la flota de bajura porque implicaría cambiar el principio de estabilidad relativa que sigue marcando el reparto de la pesca en la UE, lo que los profesionales ven como una amenaza para sus derechos de pesca.

Ayer, durante la última sesión del simposio pesquero que se celebró en la cofradía de Celeiro, de entre los profesionales que asisten se alzó una voz que, en nombre de la flota de bajura, expresó el temor a que permitir comerciar con los derechos de pesca acabe suponiendo que la flota de bajura los pierda, pues podrían acabar en manos de las grandes empresas. Para evitar la «concentración de derechos», propuso aplicar una cláusula de salvaguarda para la flota de bajura.

Ernesto Penas, director de Pesca y Asuntos Marítimos para el Báltico y el Mar del Norte en la Comisión europea, también admitió que la flota artesanal ve las cuotas individuales transferibles «como una amenaza», aunque precisó que hay mecanismos para evitarla. En cualquier caso, calificó de «fenómeno imparable» la implantación de las cuotas individuales, reconociendo que todavía «hay miedo» a la posibilidad de que pueden comprarse las de países diferentes.

Javier Garat, secretario general de Cepesca, subrayó «que en la práctica los grandes no compran derechos de la bajura, y en Dinarmarca no permiten que una flota adquiera los de otra».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La bajura pide una salvaguarda para sus derechos de pesca si la UE cambia el modelo de gestión