La parada ulloana de los artistas

La cantante mexicana Julieta Venegas es una asidua de la casa de turismo A Parada das Bestas, por la que también pasaron Kiko Veneno, Fangoria y otros conocidos


«¡Qué lástima!, pero adiós, me despido de ti y me voy». Esta es una estrofa de una de las canciones más conocidas de Julieta Venegas, aunque es solo la letra porque de A Ulloa se despide cuando se marcha, pero regresa con frecuencia, concretamente a la casa de turismo rural A Parada das Bestas, en Palas. El pasado fin de semana solo acudió a comer, pero de vez en cuando pasa el fin de semana completo o incluso más días en este establecimiento de la parroquia de Pidre.

El contacto de la cantante mexicana con el lugar no fue fruto de la casualidad ni de la fuerza de la gravedad que ejerce el Camino de Santiago. Suso Santiso y María Varela, los propietarios de A Parada das Bestas, son viejos amigos de Carlos Mariña, el compañero y representante arzuano de Julieta. Aunque Suso nació en Bilbao, siempre vino en las vacaciones a la comarca paterna y de joven, como todos los del contorno, acababan de vinos y de discoteca en Melide, lo mismo que Carlos Mariña, que también coincidió en Santiago estudiando con María Varela.

Carlos, que ya era productor musical antes de marcharse a Madrid, mantuvo la amistad con la pareja y rara vez acude a su casa de Arzúa sin darse una vuelta por Palas. Julieta y Carlos son dos de las muchas personas que reconocen las excelencias de la cocina de María. Pero no solamente queda ahí la cosa, porque Carlos es amigo y representante de numerosos cantantes, parte de los cuales ya estuvieron en esta casa de turismo, que se está convirtiendo en una especie de refugio del artista. Entre sus representantes figuran Fangoria, Kiko Veneno, Dover y Sober, además de otros, parte de los cuales también pasaron por A Parada das Bestas.

Kiko Veneno se convirtió en un auténtico fan de la comarca y de la casa, pero por recomendación de Carlos Mariña también pasaron fines de semana en ella Los Planetas, Enemigos, Alaska, Muchachito Bombo Infierno y Boris Izaguirre. Todos estos pasan desapercibidos, precisamente para que puedan disfrutar de la naturaleza, de la comida y del descanso que los trae a Pidre, si bien no ocurrió lo mismo con la actriz norteamericana Gwyneth Paltrow, que no vino por influencia del representante musical sino como parte de un itinerario gastronómico-turístico para una productora americana. Fue en octubre, aunque la grabación no está montada.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
29 votos

La parada ulloana de los artistas