Una zona de abrigo con viejas leyendas de naufragios


Los restos arqueológicos ya recuperados, que podrían pertenecer a un antiguo galeón, fueron localizados en un área del litoral delimitada por la ensenada de A Coba y punta Muneiro. El alcalde xovense alude a la tradición oral señalando que «a praia da Coba era xa de vello un porto refuxio, utilizado na antiguedade, e incluso se fala do afundimento dun galeón nunha zona próxima».

Salgueiro incluso recordaba ayer el levantamiento de un ancla en las inmediaciones de la playa de Lago, hace dos años, que fue trasladada al Museo do Mar de San Cibrao. Fue localizada por él mismo y un grupo de gente practicado pesca submarina. «Eu mesmo marquei a zona onde se atopaba e informei no seu momento a o Museo do Mar».

No es una idea peregrina que los restos hallados puedan pertenecer a un galeón hundido, los propios técnicos de la Consellería de Cultura contemplan esa posibilidad y con ese fin la Dirección Xeral de Patrimonio programa una prospección submarina. En diferentes puntos de la comarca se han levantado restos procedentes de viejos buques de la Armada española, como ha ocurrido en varias ocasiones en la ría de Viveiro, donde naufragaron la fragata Magdalena y el bergantín Palomo, en una noche de galerna de noviembre de 1810. En aquel naufragio perecieron 510 hombres. Otros pecios de la época de los grandes galeones podrían descansar en los fondos de la ría ribadense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Una zona de abrigo con viejas leyendas de naufragios