El TSXG reconoce «fallos» en los asfaltados y sentencia que Cervo actuó bien con Coto

s. serantes| cervo

A MARIÑA

21 nov 2005 . Actualizado a las 06:00 h.

?l pasado día 17 fue comunicado un acuerdo de la sección segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), mediante el cual requería al Concello de Cervo para que abonase a Construcciones Coto 925.558 euros, más intereses, por pagos pendientes del plan de asfaltados Placer. Ayer, cuatro días después, trascendió una sentencia de otra sección de ese mismo tribunal, en la que se reconoce que el gobierno municipal, a la vista de los informes técnicos que encargó, actuó correctamente cuando decidió no pagar a la constructora los alrededor de 1,3 millones de euros que lleva reclamándole Coto por esas controvertidas obras desde el año 2000. El fallo judicial fue divulgado ayer por el gobierno popular de Cervo. Contra él cabe un recurso de casación ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo. El TSXG desestima un recurso de Coto contra el acuerdo municipal de no abonarle parte de los asfaltados por las «graves irregularidades que se apreciaban en las obras». En resumen, la constructora pretendía que se declarase caducado el expediente de liquidación del plan de asfaltados y, por tanto, que se le devolviese el aval que había depositado por las obras, que se le pagasen las cantidades pendientes y que se le indemnizase por los perjuicios. «Grave y engañoso» La sentencia indica que el Concello de Cervo «reaccionó de varias maneras para tratar de aclarar lo sucedido y responder de modo adecuado a lo que entendía como un grave y engañoso incumplimiento de contrato» por parte de Coto. A la vista de que los informes técnicos sobre las obras encargados por las autoridades populares eran favorables a las tesis municipales, «obligó [al Concello], de manera necesaria, a suspender el pago de las cantidades pendientes». La sentencia desmonta la pretensión de que se declarase caducado el expediente de liquidación de los asfaltados porque «las claves del asunto no pueden depender, en cuanto al fondo, de la mayor o menor rapidez con la que el Ayuntamiento pueda, o no, haber actuado para la solución de este importante conflicto de intereses». Reconoce «correcta» la actuación municipal, pues «se limita a adoptar ciertas medidas provisionales y cautelares, con carácter previo a cualquier solución definitiva, para comprobar» cómo se habían hecho los asfaltados. Y entre ellas, cita los «sucesivos e importantes informes» emitidos por Norcontrol, técnico municipal y Cedex. «Contratista responsable» El alto tribunal prosigue dejando constancia de que el plazo de garantía de las obras no se había cumplido y, por tanto, «el contratista es responsable de los defectos que puedan advertirse, siendo las entregas anteriores simples pagos a cuenta sujetos a las variaciones y rectificaciones que puedan producirse después». «Siendo evidente que los importantes fallos e imperfecciones en las obras de que se trata se descubrieron dentro de ese plazo hábil para poder exigir a la empresa las responsabilidades procedentes», el Tribunal Superior de Xustiza entiende que con «la liquidación definitiva de la obra, que es realmente el expediente -aún no llevado a cabo- debe poner fin a todos los litigios aún en vigor». El PP critica al PSOE Además de difundir la sentencia, el gobierno popular de Cervo emitió ayer un extenso comunicado donde subraya que actuó «dentro de la legalidad vigente, haciéndolo correctamente y con total diligencia» en todo el conflicto con Coto. Arremete contra el PSOE de Cervo, durante cuyo gobierno se contrataron los asfaltados, porque «resulta evidente que ha venido defendiendo los intereses de una empresa privada, por encima de los del conjunto de los vecinos», y lo acusa de «intoxicación informativa».