Ana Torroja: «Si en mi concierto quieres ver a la cantante de Mecano bien, si quieres ver a Mecano ya es más complicado»

AL SOL

Ana Torroja
Ana Torroja cedida

La mujer que puso voz a las canciones de Mecano actuará en A Coruña el próximo 9 de agosto

03 ago 2022 . Actualizado a las 12:51 h.

En 1989 Mecano dio un concierto histórico en la plaza de María Pita de A Coruña. La entrada era de pago (800 pesetas de la época) y se vendió todo el papel. Sin embargo, había tanta gente intentando entrar sin ella que el Ayuntamiento se vio obligado a retirar las vallas y permitir el acceso libre. Se habla de más de 30.000 personas. «Me acuerdo perfectamente, claro que sí», dice Ana Torroja. Es la voz de aquellas canciones que convirtieron al trío en el grupo más grande del pop español. Volverá a actuar en el mismo emplazamiento el próximo 9 de agosto, dentro de las fiestas de la ciudad «El concierto es muy divertido y la gente se lo pasa muy bien», adelanta.

—El público tendrá aquella actuación en la mente ¿Le enorgullece o le molesta que la gente vaya a ver «a la cantante de Mecano»?

—Si en mi concierto quieres ver a la cantante de Mecano bien, si quieres ver a Mecano ya es más complicado [risas]. Yo estoy orgullosísima de todo. Llevo más de 25 años de carrera en solitario y, obviamente, esos otros 11 años en Mecano forman parte de mi presente. Yo no miro hacia atrás, pero tengo la suerte de que muchas de esas canciones han trascendido generación tras generación. Están vivas hoy igual que hace 40 años. Eso es la magia de la música y el regalo que me ha hecho a mí la vida: poder llevar en mi maleta tantas y tantas canciones que la gente quiere seguir escuchando después de tanto tiempo.

—Para el fenómeno Rosalía se buscan precedentes. Algunos dicen que hay que retroceder hasta Mecano. ¿Sigue siendo el gran referente pop en España?

—La verdad es que sí, Mecano es historia del pop español. Ser referente musical después de tantos años es importante, aunque también, una gran responsabilidad. Pero yo siempre intento hacer las cosas lo mejor posible y, dentro de lo que soy yo, lo he conseguido. Obviamente, no era lo mismo los tres que yo. Pero te voy a decir una cosa. A lo mejor puede sonar mal y, depende de cómo lo escribas, puede sonar peor, pero la gente en mis conciertos no echa de menos a Nacho y a José. Esto me lo dicen.

—Hay gente que en su momento detestaba a Mecano por ser un «grupo comercial» o «poco auténtico» y ahora lo acepta. En el ámbito «indie» existe una especie de reivindicación. ¿Es consciente de ello?

—Sí, porque además me lo dicen. He cantado con Miss Caffeina y Óscar de Varry Brava, que ha compuesto Hora y cuarto. En México también pasa. De hecho, hay grupos indies para los que Mecano es parte de su influencia. Eso ocurre mucho. A lo mejor unos lo dicen y lo cantan a los cuatro vientos, y otros se lo callan, pero yo creo que nuestra influencia es muy importante.

—¿Fueron el gran placer culpable de los «auténticos» en España?

—[Se ríe a carcajadas] A mí eso siempre me ha hecho mucha gracia. Yo lo respeto, pero no puedo evitar reírme. Ahora no creo que haya tanto prejuicio. La gente ya está dispuesta a confesar sus pecados más ocultos.

—Ocurre con ustedes y Hombres G. De repente, mucha gente se hace mayor y lo admite: «Realmente me encantaban».

—¿Es que cómo no te van a gustar Hombres G, si son súper divertidos? Al inicio de mi concierto salen unos vídeos que hacen referencia a los años ochenta, porque empezamos con un medley de 12 minutos de canciones de Mecano. Y están ahí Hombres G. Cuando suena su canción me veréis saltando y bailando. Me da muchísima energía. Son geniales.

—Seguramente, «Me cuesta tanto olvidarte» sea la cima de Mecano, una canción que es una obra maestra. ¿Qué sintió cuando la grabó?

—Hay canciones en las que te reconoces, aunque las escriban otros. En Mecano a veces tenía que hacer de actriz, pero en otras era yo. Con Me cuesta tanto olvidarte fui yo desde el primer momento. Es una canción que me cautivó desde que la escuché. Me pareció uno de esos temas maravillosos, como hay otros en Mecano. Es una de esas canciones de José que son joyas auténticas y que, hoy por hoy, lo siguen siendo. No hay un día en el que me suba al escenario y no la haya cantado. Siempre va conmigo.

—Xoel López hizo con Combo Viramundo una versión tropical de ella, como si fuera una bachata de Juan Luis Guerra.

—¿Ah sí? No la he escuchado. ¡Qué bueno! La voy a buscar en cuanto acabe la entrevista.

«Donde mejor salgo en la foto es en la música electrónica»

El último disco de Ana Torroja es Mil razones (2021), en donde se acompañó de algunos de los productores en boga del actual pop español, como Alizzz (C. Tangana) o El Guincho (Rosalía).

—¿Cuando grabó ese disco se sentía como Mecano en el 82?

—Fue uno de esos momentos en los que no tenía mucho o nada que contar. A mí no me gusta repetirme y cada momento vital es diferente. Tengo la suerte de tener una voz personal y mi estilo. Al final, todo lo que canto se convierte en una canción de Ana Torroja, puede ser una bachata o lo que sea. Cuando me llegó la propuesta de que querían hacer música conmigo fue como ver la luz. Sentí que era eso lo que tenía que hacer, porque yo nací de la música electrónica de los años ochenta. Creo que mi sitio y donde mejor salgo en la foto es ahí. Encima, de la mano de productores tan jóvenes e increíbles, que son aventureros, eso te da una libertad creativa sin límites. Hubo una conexión increíble y, bueno, hicimos este disco que para mí es una joya. Pero no se trataba de volver a Mecano, para nada.

—No se lo decía como un «revival», sino como recuperar ese espíritu de efervescencia pop.

—¡Ah sí! Eso totalmente. Nosotros en el 82 éramos osados y valientes. De la mano de estos productores he sentido esa misma sensación: no tener miedo a arriesgar y, sobre todo, disfrutar. Al final yo voy a ser quien lo toque en directo. Este disco es un antes y un después en mi carrera. A los 62 años, mira tú [risas].

—Acaba de grabar un tema con Mocedades. No le pega mucho.

—Me llamaron para un disco homenaje. Mocedades son un clásico de la música en español. Secretaria para mí es una de sus canciones más bonitas. Una canción que cuenta una historia, de esas que ya no se cuentan. Fue un orgullo que me invitaran. Fue como cantar las canciones de José de Mecano, aquellas con historias maravillosas.

—Bien mirado, hay una generación que creció a la par con «Barco a Venus» y «Amor de hombre».

—Totalmente. Y eso es algo realmente maravilloso.