De C Tangana a The Weeknd, estas son las canciones del verano

c.portolés REDACCIÓN / LA VOZ

AL SOL

C. VILLAVERDE

La lista de éxitos de la temporada estival es este año más variopinta

18 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Segundo verano con el bicho a cuestas. A pesar de que este año, gracias a la vacuna, veamos un halo de luz al final del túnel, las mascarillas nos siguen machacando las orejas, la distancia de seguridad no nos permite abrazarnos y los conciertos se siguen viendo con el trasero plantado en una silla. Por mucho que a algunos les guste caminar por ahí con una venda en los ojos, la normalidad todavía no ha retornado.

Con menos conciertos, menos fiestas (legales) y menos festivales, se hace difícil encontrar un hit del verano como los de antes. De esos que, por unos meses, suenan en bucle en los chiringuitos, en los ascensores, en la casa del vecino, en los supermercados, en la radio, en los tonos de llamada, en las discotecas, en los bares y, si uno se descuida, hasta en el cuarto de baño.

Sin embargo, aunque haya sido una temporada algo menos boyante, sí ha habido un puñado de melodías que se han repetido más que el resto en los altavoces de los diezmados juerguistas. A pesar de que sea misión imposible encontrar una campeona indiscutible, se puede trazar un podio de temas que se han abierto camino en este desolador panorama. Algunos expertos señalan que, incluso en esta frugal situación, ha emergido un puñado de reyes de la temporada estival. Los hay que llegan al éxito con retraso, pero peor es no llegar. Según cuenta Edu Romero, De R Music DJ's, «llevamos más de un año sin fiesta, así que se ha demorado todo un poco. Hay canciones que están triunfando un año después de su salida». La lista de los temas que más están sonando en bodas y eventos es un adefesio poliédrico con presencia de lugares muy dispares del espectro musical. Blinding Lights de The Weeknd, Todo de ti de Rauw Alejandro, Vida de rico de Camilo o Tú me dejaste de querer de C tangana son algunos de los títulos que han salido a la palestra en esta búsqueda. Pop intenso, reguetón duro y flamenquillo fusionado compartiendo espacio. Algo así como ver a una abuela bailar Iron Maiden y a un punki vibrar con Camilo Sesto. Como el niño que aprovecha los grifos de refresco del bufé libre para mezclar todas las bebidas a su alcance. Un popurrí extraño para un verano extraño.