El tiempo: Septiembre tiene buena fama y las cifras la respaldan

El sol y las temperaturas altas se asientan en Galicia hasta nuevo aviso

Personas con mascarilla en la playa de Oza. Imagen de archivo
Personas con mascarilla en la playa de Oza. Imagen de archivo

La memoria meteorológica es de lo más cortoplacista y selectiva. Sin datos, uno puede acabar construyendo fácilmente su propia verdad climática, que poco tiene que ver con la realidad. Claro que a veces las cifras sí se corresponden con la percepción y la experiencia diaria que cada uno tiene con el tiempo atmosférico. Es el caso, por ejemplo, de septiembre. Su buena fama no deja de crecer. Cada vez resulta más frecuente que los gallegos se vayan de vacaciones estos días con la seguridad de que el buen tiempo acompañará. Los números respaldan esa confianza, al menos en las últimas dos décadas.

Los registros de MeteoGalicia en cuanto a la evolución de la temperatura y la precipitación media de septiembre desde 1961 muestran una nueva tendencia que coincide con el cambio de siglo. Hasta entonces, las tablas climatológicas no muestran un patrón claro. En las cuatro décadas que transcurren desde los años 60 hasta el 2000, el comportamiento tanto de la temperatura como de la lluvia ha sido muy irregular, con septiembres cálidos seguidos de otros más fríos y más o menos secos. Esta variabilidad resulta de lo más natural, ya que este es un mes de transición entre estaciones. El aire cálido del verano comienza poco a poco a retirarse y el gélido del otoño entra en escena, algo que suele generar inestabilidad. 

Sin embargo, en los últimos veinte años se aprecia claramente una anomalía negativa en lo referente a la precipitación. Salvo el 2006, 2014 y 2015, en el resto se aprecia lluvia por debajo de la media. Algunos casos incluso ha estado prácticamente ausente, como el 2009, 2011 y el año pasado.

Lo mismo ocurre con la temperatura media. Desde el año 2000 lo habitual son las anomalías positivas (valores por encima de lo habitual). «En las tablas se puede ver cómo la mayoría de años en lo que llevamos de siglo XXI han sido más cálidos y secos de lo habitual. Así que, aunque la segunda quincena de septiembre suele traer tiempo ya algo otoñal en los últimos años ha venido siendo una prolongación del verano», subraya Juan Taboada, de MeteoGalicia.

Ascenso térmico

El tiempo previsto para los próximos días confirma la tendencia de un mes cada vez más cálido y seco, algo que tiene sentido en el contexto de calentamiento global, que se percibe sobre todo en una prolongación del período estival, que le está comiendo terreno a la primavera y el otoño. El anticiclón de las Azores refuerza su posición y esto permitirá que el cielo esté despejado de forma generalizada y también con un ascenso térmico que será progresivo. Mañana las máximas superarán las 25 grados en las cuatro provincias gallegas. El viernes, el termómetro seguirá subiendo en el sur de la comunidad, alcanzado o rozando los 35 grados en el interior. El domingo entrará algo de humedad que afectará únicamente al norte, pero las altas presiones volverán con fuerza a partir del lunes.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El tiempo: Septiembre tiene buena fama y las cifras la respaldan