Treinta años de los conciertos de Madonna en Vigo y Prince en A Coruña

laura miyara / C. A. REDACCIÓN / LA VOZ

AL SOL

Kopa, Xoán A. Soler

Los dos artistas internacionales tocaron la misma noche en las dos ciudades

06 ago 2020 . Actualizado a las 09:31 h.

El verano de 1990 vio enardecerse la histórica rivalidad entre Vigo y A Coruña. La competencia, que había sido siempre sostenida en el terreno deportivo, llegó ese año al ámbito musical, cuando coincidieron el mismo día los conciertos de Madonna y Prince, en Vigo y A Coruña, respectivamente. La cita fue el domingo 29 de julio de 1990. Esa semana, La Voz de Galicia anunciaba que la cantante pop de 31 años había llegado a Vigo y se especulaba con la posibilidad de que Madonna saliera a entrenar por Castrelos, tras haber sido vista trotando por el Hyde Park de Londres y entrenando bajo la lluvia en la parada alemana de su gira. El concierto de la reina del pop estuvo marcado por el momento en el que ella se puso la camiseta del Celta, algo que hizo enloquecer al público, que se deshizo en aplausos y gritos en Balaídos.

Mientras tanto, en A Coruña, Prince se coronaba como el «rey de la década de los noventa» al dar su actuación en el colegio Santa María del Mar ante 25.000 personas. «Con un espectáculo simple y sencillo, pero brillante y en ocasiones hasta íntimo», según recuerdan las crónicas de aquel día, el artista logró conquistar a la ciudad en un concierto que duró una hora y media. Prince exhibió en todo momento su destreza bailando, alcanzó su mayor grado de intimismo con los temas Purple rain, donde se quedó solo con la única compañía de su guitarra, y en Nothing compares to U, canción con la que demostró su brillante faceta de pianista.

Treinta años después aquella noche mágica está grabada a fuego en todos los que la vivieron, fuese en Vigo o en A Coruña.

«Para mí fue un lujo tener a Madonna delante del objetivo»

begoña r. sotelino

El 29 de julio de 1990, mientras en A Coruña actuaba Prince, en Vigo se subía Madonna al escenario de Balaídos dentro de su Blonde Ambition Tour. Era la primera vez que una estrella con tanto brillo pisaba la ciudad. El fotoperiodista Víctor Vitín de las Heras, que posee uno de los archivos más ricos sobre la ciudad y su actividad cultural desde los años 80, saca a la luz imágenes nunca vistas de aquel concierto que

él vio desde el foso, apuntando a la diva del pop con su cámara. De aquel trabajo sale la exposición fotográfica Gracias por venir, que hoy a las 20.30 horas se inaugura en Detrás do Marco (calle Londres) donde se podrá ver durante todo el mes de octubre. La apertura contará con música ad hoc, a cargo de Luis Cortegoso en la cabina de Dj y presentación a cargo de la periodista Belén Porteiro. El año pasado, De las Heras expuso también en Detrás do Marco una selección de instantáneas de artistas internacionales que pasaron por Galicia, de B.B. King a The Lords of the New Church, de Motörhead a Wilson Picket.

Seguir leyendo