Alessandro Lequio y su familia, fieles a su cita estival con las Rías Baixas

El conde, que perdió a su hijo hace menos de tres meses, acudió a comer al Peixoto de Beluso en Bueu

Lequio junto a su mujer María Palacio y el pintor José Maria Barreiro, en Peixoto en el 2017
Lequio junto a su mujer María Palacio y el pintor José Maria Barreiro, en Peixoto en el 2017
M. P.
Bueu / La Voz

Un verano más, y ya van unos cuantos, el conde Alessandro Lequio y su mujer, María Palacios, han elegido las Rías Baixas como lugar de veraneo. A fin de cuentas, la familia de la esposa del aristócrata italiano está muy vinculada con la localidad pontevedresa de Baiona.

Y si hay algo que Alessandro Lequio no perdona cada vez que se deja caer por Pontevedra es dejarse caer por el Peixoto para disfrutar «del marisco y del pescado. Es lo que más le gusta», reconocía ayer el propietario de este conocido restaurante ubicado en Beluso, en Bueu.

Marcado por la reciente muerte de su hijo, Álex, Lequio fue fiel a su cita con Beluso este mismo martes. Y lo hizo acompañado por su mujer y sus cuñados, confirmaron al respecto.

Quien no estuvo fue el pintor afincado en Cela, José María Barreiro, la persona que le descubrió este enclave al popular rostro televisivo. Corría el verano del 2017 cuando, tras tomar parte en un torneo de golf, Barreiro lo invitó al Peixoto. Y comenzó el idilio del conde, quien eso sí ya había visitado con anterioridad la comarca de O Morrazo, con el Peixoto. Este martes Barreiro no le acompañó, pero sí podría hacerlo en la comida que Alessandro tiene programada para dentro de unos días.

El verano más triste

El del 2020 está siendo un verano muy duro para Alessandro Lequio. La muerte de su hijo mediano, Álex, que tuvo con Ana Obregón, el pasado 13 de mayo ha hecho mella en él. Aunque tras unas semanas de descanso tras acompañar a su hijo en sus últimos momentos y también a la actriz en el la triste despedida obligada por las restricciones impuestas por el confinamiento (al entierro solo pudieron asistir sus padres y su novia, Carolina Monje). Lequio asistió al funeral que se celebró a principios de julio en Madrid, que Ana Obregón se encargó de organizar con máximo detalle y desde entonces lo único que se ha sabido de la actriz y presentadora ha sido a través de las redes sociales, en las que recientemente colgó el post de Instagram su prematura muerte le impidió publicar a su hijo en Instagram.

Lequio, mucho más comedido a la hora de mostrar sus sentimientos en público, guarda como oro en paño una camiseta y una gorra de su hijo Álex. En su última semana en El programa del verano, donde colabora desde hace años, se emocionó tras ver las imágenes de un programa especial dedicado a Ana Obregón. «Yo estuve muy enamorado de Ana. El reportaje me despertó tantos recuerdos y emociones que no tengo capacidad para valorarlo, tampoco tengo ganas y nunca las tendré», aseguraba. Unos días después, su exmujer, Antonia Dell’Atte aumentaba la polémica al afirmar en Lazos de sangre que su hijo Clemente no había sido invitado al funeral, algo que él mismo ratificaba asegurando que su madre no mentía.

Ajeno a todo ello, Alessandro Lequio recordaba hace unos días a Álex en las redes sociales con una foto de ambos en blanco y negro y la siguiente frase: «Mi mejor todo, entonces, ahora y siempre».

View this post on Instagram

My best everything, then, now and forever.

A post shared by Alessandro Lequio Sr (@alessandrolequiosr) on

En Galicia trata de seguir con su vida junto a su familia y sus amigos lidiando con una tristeza evidente que se refleja en el su rostro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Alessandro Lequio y su familia, fieles a su cita estival con las Rías Baixas