El vestido «made in Galicia» que enamoró a la mujer de Abascal

Lidia Bedman adquirió varios productos en la tienda Muñeca de Trapo, como «una clienta más»


Durante la estancia de Santiago Abascal y su familia en Galicia, su mujer, la conocida influencer Lidia Bedman, compró un vestido en Sanxenxo que ha arrasado en las redes sociales. Se trata de una prenda de cuadros amarillos con una sola manga con volante, corte en la cintura y falda abotonada, según describen en la página web de la tienda gallega Muñeca de Trapo. «Me alegro que os haya gustado el vestido que me compré esta semana pasada. Los diseñan y fabrican en Galicia», explicaba Bedman en Instagram.

Sharay López, la diseñadora y gerente de la firma, confirma que el vestido ha sido uno de los más vendidos del verano y que quedan algunas tallas en las tiendas de A Coruña y Sanxenxo, aunque está agotado en la tienda online. «Lo sacamos en tres colores, morado suave, amarillo y negro», añade sobre esta prenda que cuesta 79,99 euros. Detalla además que Lidia Bedman acudió como una clienta más a su tienda en Sanxenxo y que no la reconocieron. «No sabíamos quién era, nos enteramos después por las redes sociales», cuenta, «entró como una clienta más». Compró más artículos, entre ellos un sombrero y unas botas tipo cowboy.

Sorprendente testamento

Su viuda no podrá volver a casarse. La muerte de Ferdinand Piëch, expresidente de Volkswagen, con una fortuna personal de más de 5.000 millones de euros ha sacado a la luz los peculiares detalles que ha dejado en sus últimas voluntades. Una de ellas es que su esposa, Úrsula, de 63 años, perdería su herencia en el caso que volviese a contraer matrimonio. Y es que la vida amorosa del magnate alemán del motor, con trece hijos de cuatro mujeres diferentes, casi obligaba a dejar su abultado patrimonio en perfecto orden, para evitar posibles disputas futuras.

Accidentadas vacaciones

Se cayó montando a caballo. La princesa Marta Luisa de Noruega ha sufrido un aparatoso accidente al caerse de su caballo, tal y como ha mostrado en las redes sociales. «El tirón y la fuerza con la que escapó provocó que me rompiera el hueso del dedo», publicaba junto a una foto de su mano con una venda morada. Un final de verano que deberá pasar recuperándose, después de sus viajes con su polémico novio, el gurú Durek Verret, junto al que visitó España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El vestido «made in Galicia» que enamoró a la mujer de Abascal