El cementerio de San Amaro, paseo nocturno guiado por un ánima en pena

El éxito del recorrido caracterizado hizo que ya estén agotadas las plazas hasta el 2019

Las visitas a San Amaro cuelgan el cartel de completo hasta el 2019 Las plazas del tour caracterizado más demandado se agotaron en junio
a. a.

En el año 2012 tuvo lugar la celebración del bicentenario del cementerio coruñés de San Amaro. Fue a partir de entonces cuando la visita guiada se concibió y se incorporó como un gancho para turistas y locales, todos los sábados por la noche entre marzo y diciembre. Tal es el atractivo que suscita que están completas todas las reservas hasta el año próximo, salvo las que puedan liberarse por cancelaciones.

Desde la propia organización comentan que «el cementerio de San Amaro es el Messi de las visitas guiadas», y añaden que tienen ocupadas todas las plazas «desde el mes de junio». El encargado de conducir este viaje a medio camino entre la magia y la literatura es Suso Martínez. Martínez, quien encarna al ánima en pena de Fiz de Cotobelo, guía de Santas Compañas y personaje de la obra El bosque animado, de Wenceslao Fernández Flórez, comenta que el perfil de los asistentes es «universal» y que «es casi imposible detectarlo porque la gente se apunta seis meses antes» de que vaya a realizarse la guía.

Martínez aclara que «los niños de menos de 12 años no pueden asistir, porque a pesar de que se trata de una visita didáctica, no deja de hablarse de una Santa Compaña por la noche», a lo que agrega que la ruta tiene un gran éxito a pesar de que compite «con todo: con la Liga de Campeones o el Dépor. Y las visitas están siempre a tope».

El guía también recuerda que «este es uno de los camposantos más antiguos de Europa», y que pertenece a la ASCE (Asociación Europea de Cementerios Significativos), lo que da idea de que se trata de un lugar con un importante valor histórico y cultural. Pero, para él, es más que eso: «Aquí explotamos Galicia. Esto es Galicia, la Galicia atlántica, la Galicia céltica y sacamos partido a esa magia», agrega.

Desde la Oficina de Turismo animan a los futuros visitantes a comprobar el estado de la reserva de las plazas, pues, en ocasiones, «puede haber cancelaciones» y quedar algún hueco libre.

«Llevábamos meses esperando para poder hacer la visita. Es muy espectacular»

Poco antes de las 21.30 horas de la noche del pasado sábado, una treintena de personas esperaban a las puertas del cementerio de San Amaro. Eran los integrantes del último grupo de agosto que habían conseguido adquirir plazas para la visita caracterizada más solicitada de la ciudad.

La coruñesa Julia Nuño fue una de las que lo consiguieron, al igual que sus dos acompañantes catalanes. Julia dijo que era «la primera vez» que asistía a esta propuesta y que desde Visitas Caracterizadas A Coruña le habían comentado que tuvieron «suerte», pues gracias a unas anulaciones pudieron hacerse con las reservas. Del resultado de aquella experiencia dependería si Julia probaría con los otros recorridos; y agregaba: «Si nos gusta, intentaremos hacer el resto». Instantes después hizo su aparición el ánima en pena de Fiz de Cotobelo a las puertas del cementerio. Mientras las caras de los asistentes mostraban aguardar grandes expectativas, Fiz realizó su introducción en tono jocoso sobre aquella isla perdida por la que San Amaro partió. «Acercaos, acercaos. Miradme», animaba el ánima. Durante el trayecto, tan solo existió la alternancia entre las luces de los farolillos, la voz del ánima narrando memorias de otras épocas y la risa de los visitantes, al tiempo que se avanzaba rodeando las tumbas de personajes de la talla de Wenceslao Fernández Flórez. Patricia Núñez, otra asistente, comentó, ya de camino hacia la salida, que ella y su acompañante llevaban «meses esperando para poder hacer la visita. Es muy espectacular».

De nuevo en la calle, Charo Fernández, una vallisoletana de vacaciones con su marido y sus dos hijos, aseguró que no solo no había pasado miedo, sino que había disfrutado de un rato «muy entretenido». Aquellos que se rindan al encanto y las historias de Cotobelo pueden interactuar con él en redes sociales. Así lo hizo una de las visitantes del sábado, la madrileña Pepa Vega, quien con su comentario animaba además a futuros visitantes: «Me encantó. No os lo podéis perder».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El cementerio de San Amaro, paseo nocturno guiado por un ánima en pena