Galicia, el paraíso de los «instagramers»

Los usuarios de la red social encuentran aquí los lugares más especiales para sus fotografías1 2 5 4 3

Galicia, el paraíso de los «instagramers» Los usuarios de la red social encuentran aquí los lugares más especiales para sus fotografías

¿Será Galicia la región con más refugios alojados en Instagram? Las fotografías que tienen su geolocalización aquí rondan los 4 millones. A esta cifra hay que sumar las publicaciones subidas a las redes sin etiquetar. Resultado, a cada gallego le corresponde al menos uno de esos lugares.

Fotografías made in Galicia. Instagram se ha convertido en el mejor escaparate para vender la comunidad. Entre ellas, se encuentran los característicos platos de comida, fotos frente al espejo, mascotas y bebés. Pero hay otro tipo de instantáneas que colman nuestros teléfonos. Como si de un camino de peregrinación se tratase. Los más activos en la red social recorren los rincones de la comunidad para encontrar la mejor foto. Es decir, en el idioma digital, la que se lleve el mayor número de likes.

Galicia se convierte en un sitio de moda en las redes sociales. Parajes naturales, construcciones antiguas con encanto y también nuevas creaciones, como murales hechos con pintura y espray. Ingenio y lugares con encanto.

La torre de Hércules como hermana mayor y el monte de San Pedro como escudo. Esta es la carta de presentación de la Ventana del Atlántico. Siempre abierta y frente al océano. Situada en O Portiño, abre ante los ojos de sus asistentes kilómetros de intenso y brillante azul.

Los instagramers también se adueñan de las calles. Son muchos los concellos que se animan a darles una nueva vida a sus construcciones. Murales y edificios que acaban por convertirse en puntos de encuentro fotografiables. Recorrer los entresijos de cada pueblo es labor frecuente para los que buscan la mejor foto. Uno de los ejemplos más virales son los edificios de Carballo.

Lugares desconocidos para el gran público pero que no pasan desapercibidos para los usuarios de la red social. Catoira es una cajas de sorpresas. A escasos minutos de las torres vikingas, es posible descansar, sentado y con vistas al río Ulla. Como se puede ver en la foto, una especie de mirador con cubierta de teja y varios bancos. Un paseo de madera y paciencia para encontrar el encuadre perfecto.

«El banco más bonito del mundo». En Loiba, Ortigueira. Así lo han bautizado. Azul a la altura de los ojos. Acantilados infinitos a cada lado. Desde Estaca de Bares a Cabo Ortegal. Un continuo flujo de personas. Todos los asistentes realizan al menos una foto. En pareja, en grupo en solitario o del propio banco.

La praia dos Cristais de Laxe es uno de los grandes atractivos de la Costa da Morte. Vidrios verdes, transparentes y otros en tonos ámbar visten el arenal y lucen en las fotos de los visitantes. Y son solo botellas desechadas por los vecinos que configuraron al fin un paraje insólito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

Galicia, el paraíso de los «instagramers»