Cinco días y noches de juerga «top» en O Naseiro

Viveiro se centra en los preparativos de la Romaxe do Bo Xantar, del 25 al 28


Una vez pasadas las fiestas de santa María y san Roque en Viveiro, una cita se graba automáticamente a fuego en la mente de sus habitantes. O Naseiro está a punto de caramelo. Es la Romaxe do Bo Xantar (y del buen beber, añadiríamos), declarada de Interés Turístico Nacional desde el año 1967, ni más ni menos. Quedan 72 horas para que comience, este viernes, con su Día do Polbo. Antes de que alguno o alguna estén ya imaginando otras cosas, debe saberse que la primera jornada festiva está dedicada al gran cefalópodo. A partir de ella, la cita se completará con cinco días de juerga... y sus cinco noches. Hasta el martes 28, a tope.

Remarcar que a O Naseiro no se va simplemente a disfrutar de la fiesta. Allí se vive, literalmente. Y para hacerlo con todas las comodidades necesarias, hace falta una planificación previa para que, llegado el momento, no falte de nada. Miguel Ferro Cerdeiras, de Viveiro, es de los que llevan el espíritu de O Naseiro en su ADN «de toda a vida». Hasta los 14 años la romería era para él una celebración más bien familiar, pero a partir de 1993, tiempo que coincidió con una famosa riada en ese mismo valle y que aún sigue presente en la memoria de muchos, ya pudo ir a O Naseiro con su pandilla de amigos. Y así desde hace 25 años.

Como muchos compañeros están fuera, la gran mayoría de los preparativos previos le tocan a él. El domingo montó la mesa, hoy comprará la comida y la bebida, mañana pondrá el tendido de la luz, el jueves colocará las neveras y el viernes, «a esperar aos meus amigos na mesa para que estean contentos», decía ayer.

En este sentido, defiende que la romería viveirense no pierda su esencia. En su caso, nada de toldos negros: «O principal do Naseiro é non taparse e non ocultarse, senón comunicarse co resto da ‘veciñanza’. Poñer toldos negros non é no que consistía O Naseiro de antes». Otra «guerra», la planteada al sillón-ball: «Os sofás? Se puidese, prohibíaos. Non vexo lóxico que xente á que lle gusta O Naseiro pase os cinco días botada no sofá. Eu para iso pásoos no sofá da casa. A min gústame a tradición de ir de mesa en mesa e non tirarte no sofá tranquilamente toda a tarde».

Para Miguel Ferro, dos de los mejores momentos de la Romaxe do Bo Xantar son «a sesión vermú», que aquí resulta apoteósica e impactante, algo imprescindible de visitar si se quiere sentir la fiesta en su apogeo, y «falar coa xente do lado». «A miña sorte é que teño unhas veciñas fabulosas», apostilla.

Ocho grupos musicales marcarán el ritmo al mediodía y de noche del 24 al 28. El 27 tendrá lugar el Descenso Humorístico do Río Landro, peculiar carnaval acuático con risas garantizadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Cinco días y noches de juerga «top» en O Naseiro