Los vikingos arrasan Catoira

El espectáculo teatral al pie de las Torres de Oeste calentó los motores ante el gran desembarco de mañana en el río Ulla

Así fue el desembarco de la Romaría Vikinga de Catoira En la dramatización del desembarco vikingo y defensa de las Torres de Oeste celebrada este domingo a mediodía participaron más barcos que nunca: los dos drakkars del Concello y los galeones Úrsula, Illa de Cortegada y tres llegados de A Illa
B. C.

El espectáculo internacional Follow the Vikings desembarcó en las Torres de Oeste como uno de los platos fuertes de la 58.º edición de la Romaría Vikinga y, lo cierto, es que no dejó a nadie indiferente. Los vikingos arrasaron Catoira con un increíble despliegue pirotécnico, audiovisual y artístico que ya triunfó en numerosos países europeos como Finlandia, Irlanda o Polonia. Los guerreros internacionales se unieron a un séquito de artistas de la escuela de teatro municipal Úrsula para realizar una representación histórica de la cultura nórdica a través de la fusión de diversas disciplinas artísticas. El teatro, la danza, la música, el cine y hasta la literatura se convirtieron en los vehículos de expresión de un relato argumental centrado en la vida del célebre Egill Skallagrímson, un poeta vikingo nacido en Islandia. A través de sus aventuras, se configura un retrato de la civilización nórdica que tiene como objetivo realzar su cultura, a la vez que desmitificar las leyendas surgidas en torno a estos osados guerreros. Algunas más superficiales, como que su vestimenta incluía cascos con cuernos, y otras muy significativas, como la que afecta al papel de la mujer en aquella sociedad. Pues, para sorpresa de muchos, eran ellas las primeras en ponerse al frente de un saqueo. Este montaje también refleja sus habilidades marítimas con la recreación de una navegación en drakkar o sus enfrentamientos con los cristianos.

Sin embargo, más allá de la historia argumental, el espectáculo causó furor por su enorme despliegue artístico y técnico. El público disfrutó de una escenografía cuidada al detalle, una teatralización de altura y de un increíble equipo sonoro y visual. Una gran pantalla ubicada junto a las Torres de Oeste permitió seguir la actuación con una gran calidad de imagen, pero el no va más fue una especie de pantalla en forma de busto sobre el que se proyectaban imágenes de personajes en 3D. La obra estuvo acompañada de malabares con fuego y música en directo que culminó con un intenso espectáculo de pirotecnia.

Hoy sigue la romería con la celebración de la tradicional Cea Vikinga y una larga noche de fuego y juerga, y mañana, a la una de la tarde, llegará el momento cumbre: el desembarco de las hordas vikingas ávidas de conquistar las tierras a orillas del Ulla. Y las conquistarán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Los vikingos arrasan Catoira