Tú, yo, las gemelas y George Clooney


Tú, que siempre fuiste un caballero... de izquierdas. Yo, que nunca quise ser una señora... de derechas. Las gemelas, 2 de 30, ya que una de 60 puede ser aburrido... o no. Y George Clooney, que será un trampantojo, palabra interesante en sonido y fondo. Reunión variopinta para desarrollar un momento de magia, y el mundo parado y por supuesto la lluvia en el cielo y nosotros, todos nosotros, incluso el trampantojo viviendo. Buen comienzo para una historia compartida y con partida de póker, que el parchís tiene pinta de aburrido. Y la cena, naturalmente ecológica, servida con manteles y cristales, aunque no de Bohemia, sí sonoros y transparentes cual música de Vivaldi con el otoño al fondo, al fondo de la mansión decadente y llena de libros del caballero de izquierdas y la atalaya luminosa de la señora no de derechas y el resto del mundo en el cinturón de asteroides que orbita alrededor de nuestros Saturnos con anillos incluidos.

Llegaron las vacaciones, los días de compartir y descubrir la magia de las noches de estrellas y lunas y de sorprender a los otros entre suspiros y masajes, oh Dios... el ruido y el sudor nos unía y nos llevaba a descubrir vidas que no tuviesen miserias ni cicatrices y eso solo existía en los cuentos y en el cine en el que nuestro George Clooney era el rey, y las gemelas meros peones de ajedrez. ¿Y nosotros? Nosotros éramos los que contábamos la historia o era que la estábamos viviendo.

Ángeles Cupeiro, 54 años. A Coruña. Profesora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Tú, yo, las gemelas y George Clooney