La merluza y la navaja se van de fiesta por A Mariña y Arousa

Celeiro y A Illa exaltaron dos de sus productos más típicos en dos citas gastronómicas con numerosos asistentes

D. de Amorín

En Celeiro (Viveiro), algo se cocía ayer. Y no era ningún plan estratégico... Era merluza. Y de la buena. Una merluza de diez, de ojos brillantes y escamas plateadas que parecía decirnos «¡cómeme!». Y se la comieron en su fiesta gastronómica, saboreándola a conciencia y quizás algunos sin saber que está captura con mimo, siguiendo principios de la pesca sostenible.

Unas dos horas antes de hincarle el diente cientos y cientos de comensales, algunos ya merodeaban por allí preguntando cuándo comenzaba la degustación, echando un ojo al backstage de la cita para intentar ser el primero de la fila. Rosario San Isidro, directiva de la agrupación organizadora de esta cita de Interés Turístico Galego, atendió gustosamente el teléfono de la periodista «porque agora é boa hora». Le pregunto si Chicote hizo acto de presencia, bromeando. «Non pero se aparece dígoche que queda sorprendido».

La materia prima de merluza eran 700 kilos para elaborar más de mil raciones y ofrecerla en versiones al gusto más variado: Especial Penalba (al parecer la favorita de la cita, «a que primeiro se acaba», dicen), en empanada, Galipizza (sí, una pizza puede llevar merluza, ¿por qué no?) u otras modalidades clásicas como a la gallega, en caldeirada, en salsa verde y salpicón. «Hoy va a ser un buen día», pronosticaba Rosario San Isidro, mientras a su lado un equipo de unas 70 apuraba preparativos. «Celeiro sen a merluza non se entende», zanjó Rosario.

Aceite, sal y ajo

La Festa da Navalla vuelve a inaugurar un año más la sucesión de fiestas gastronómicas de A Illa. Unas celebraciones que sirven para reflejar la riqueza de sus mares, repletos de bivalvos únicos en su especie. Porque las navajas podrán habitar en muchas aguas del mundo, pero ninguna supera las dimensiones y la exquisitez de las de A Illa. Con un producto tan fresco y exclusivo, es lógico que su preparación sea sencilla. Un poco de aceite, sal y ajo, una elaboración que se puede observar en directo en el propio recinto de la fiesta.

Aunque la navaja es el plato principal, no es el único que se puede degustar. Mejillones, tortilla, pimientos, croquetas y hasta platos de fideos y paella, actúan como buenos acompañantes de este marisco tan preciado. Por supuesto, los mejillones también son de la zona, algo que se refleja en su envergadura y sabor.

La oportunidad de catar estos maravillosos productos está abierta hasta hoy por la noche. Las carpas ubicadas en el Porto de Xufre, que fueron instaladas el viernes pasado, tiene suficiente espacio para acoger a cientos de personas. Los organizadores del evento, el Club de Ximnasia Rítmica de A Illa, trabajan a destajo para garantizar un funcionamiento eficaz que les ayude a recolectar los máximos beneficios.

Además, el buen ambiente reina en esta fiesta, con gaiteiros y pandereteiros que alegran un entorno increíble por sí solo. Las mesas están ubicadas a la orilla del mar y con vistas a los barcos y lanchas que pueblan el puerto de A Illa. En definitiva, un paisaje idílico para disfrutar de los mejores productos de nuestra tierra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La merluza y la navaja se van de fiesta por A Mariña y Arousa