Por la cantidad de caras conocidas que se dejaron ver por el recinto y los outifits de los presentes bien podría ser aquello el festival de Coachella con caballos. Pero es en Larín (Arteixo) donde este fin de semana se concentra el polvorín del famoseo.

Pasadas las cinco de la tarde y a punto de comenzar el que sería el plato fuerte de las competiciones del CSI 4*, en Casas Novas, lo más granado del panorama rosa lucía sus mejores galas, o al menos las más ecuestres. Mientras la familia Ortega, propietaria del hipódromo, disfrutaba de la jornada desde el palco -Amancio y Flora, con su hija Marta y su novio, Carlos Torretta, estuvieron prácticamente toda la tarde charlando en la zona reservada para los VIP-, otros como Luis Astolfi vivieron el concurso desde dentro. El conocido jinete asegura que el de Casas Novas es «por su maravillosa organización, la mejor competición que hay en España». Astolfi, lleva viniendo a competir a la comunidad desde que tiene quince años, «y pienso seguir haciéndolo los siguientes», comentó.

Otros de los que se dejaron caer por el hipódromo fueron el matrimonio formado por Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas, y la bloguera y ex de Miguel Palomo Danko -hijo de Palomo Linares-, Marta González.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El glamur sigue en Casas Novas