Vitaminas estradenses para los escolares de los colegios catalanes

El kiwi ecológico de las plantaciones de Javier Agrelo entra en el menú de los comedores escolares de Martorell


a estrada / la voz

La apuesta local por lo ecológico empieza a tener recompensa en forma de operaciones comerciales. Como la que acaba de cerrar el productor estradense Javier Agrelo con una empresa de Barcelona que se encarga del suministro de fruta a centros escolares de la provincia. La firma, con sede en Mercabarna -el gran mercado central de frutas y hortalizas de la ciudad catalana- tiene la concesión del suministro de fruta para comedores escolares de la zona de Martorell. A ellos han ido a parar 600 kilos de kiwis ecológicos producidos en Santo Tomé de Ancorados.

Javier Agrelo, que se inició en la agricultura ecológica a los 23 años, cuenta con una plantación de kiwi ecológico de una hectárea de extensión. Este año ha rozado los 5.000 kilos de producción. La mayor parte de la partida se ha comercializado a través de la cooperativa mayorista Kiwi Atlántico. Sin embargo, por primera vez, el productor estradense se ha lanzado a vender una pequeña parte de la cosecha sin intermediarios y con su marca propia, Biofruit. «De momento se han enviado solo 600 kilos de muestra, a modo de prueba, pero en principio los compradores están contentos y esperamos poder incrementar la cantidad el próximo curso», explica el productor estradense. «El contacto nos ha llegado a través del Craega, el Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia. La empresa estaba buscando producto ecológico y gallego y entablaron relación con nosotros. Les interesa que les surtamos de kiwi de enero a marzo, que es la época en la que incluyen el kiwi en el menú de los comedores escolares», dice Javier Agrelo.

El estradense no tiene previsto meterse de lleno en la comercialización por cuenta propia, pero está orgulloso de poder explorar con su marca nuevas posibilidades.

«Es una línea a explorar. Ojalá algún día podamos vender kiwi estradense también para los comedores gallegos», desea. «De todas formas, seguiremos trabajando con la cooperativa Kiwi Atlántico, que mueve grandes volúmenes y es la que nos ha asegurado desde el principio la salida de la fruta», explica el estradense.

Además de kiwi, Javier Agrelo trabaja también con otros cultivos. Tiene 1,3 hectáreas de manzana y, tras haber realizado varias plantaciones experimentales de frutas de verano para compaginar con las de invierno, se ha decantado por el arándano azul.

Apuesta por el arándano

A finales de marzo plantará dos hectáreas de plantas de arándanos que ya ha empezado a recibir de viveros de Francia, Estados Unidos y Sevilla. Si todo va bien, a partir del segundo o tercer año empezarán a producir y Javier Agrelo cumplirá su sueño de convertir Ancorados en capital del arándano.

«Ojalá algún día podamos vender también kiwi estradense para los comedores gallegos»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vitaminas estradenses para los escolares de los colegios catalanes