monforte / la voz

En el municipio de Ribas de Sil, la aldea de Lentellais solo era recordada por algunos vecinos, la mayoría de edad avanzada, que vivieron o viven todavía en la parroquia de Santiago de Soutordei. Pero ni siquiera ellos conocían su ubicación exacta. Hace años falleció el último vecino que residió en este lugar, que lleva varias décadas abandonado y rodeado por la maleza. Las demás personas que conocían esta zona residen en tierras del vecino municipio de Castro Caldelas, ya que aquí poseían varios viñedos y sequeiros de castaños.

No obstante, siguiendo las indicaciones de algunos vecinos de la parroquia de Soutordei y sobre todo de Santos Gónzalez -natural de la aldea de As Chenzas- fue posible descubrir en una fotografía aérea del Sigpac -Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícola- unas ruinas que asomaban tímidamente entre la espesa vegetación de la zona, formada principalmente por castaños, así como una buena parte del antiguo camino de acceso a la aldea. Una vez localizado el punto de la carretera de San Clodio a Peites de donde arrancaba este camino, el recorrido hasta el pueblo abandonado fue relativamente sencillo. Solo en algunos tramos la vegetación dificulta el paso. Lentellais se encuentra a unos 350 metros de la referida carretera que lleva de San Clodio a Soutordei y Peites, y a unos ochocientos metros de la localidad de Souto.

Una sola vivienda

Santos González, que hoy reside en la aldea de San Pedro, recuerda que Lentellais estaba formada por una sola vivienda, en la que vivía una familia, y que las demás construcciones consistían en sequeiros de castañas. «A aldea estaba rodeada por un gran souto de castiñeiros e o cultivo da castaña era a principal actividade que había no lugar», explica. «Pero curiosamente os propietarios dos sequeiros e de boa parte do souto eran veciños de Castro Caldelas, que cando era o tempo da recollida e da seca pasaban longas temporadas neste lugar», añade. Por debajo del souto y hasta la orilla del Sil -señala por otra parte el vecino- toda esta parte de la ribera estaba ocupada por viñedos, que en su mayoría también eran propiedad de vecinos de Caldelas.

La última familia que vivió en Lentellais -padre e hijo- era conocida por el apodo de los Ferretes. Después abandonaron la aldea para instalarse en la de Souto, que también se halla en la actualidad sin vecinos. Esto ocurrió hace unos treinta años, según indica Santos González. En la actualidad, tanto la vivienda que ocuparon estos últimos vecinos como los sequeiros de castaños se encuentran en un completo estado de ruina. La vegetación no ha dejado de ganar terreno y en la actualidad oculta en gran parte los restos de las antiguas construcciones.

Desde san clodio

Hay que salir de la capital del municipio por la carretera que lleva a Soutordei, Souto y Peites. En el kilómetro 7,400 y a unos ochocientos metros antes de llegar al lugar de Souto, parte a la izquierda de la carretera el antiguo camino que lleva a Lentellais, que se halla a unos 350 metros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Lentellais, un pueblo fantasma