Las tormentas descargaron 159 rayos en una noche en la zona sur

En algunos puntos hubo granizo, pero sin que se produjesen daños en la agricultura


monforte / la voz

El sur lucense recibió durante la madrugada de ayer una buena parte de los numerosos rayos caídos en el curso las tormentas que se produjeron en diferentes partes de Galicia, principalmente en la provincia de Lugo. Las estaciones detectoras de Meteogalicia registraron un total de 159 descargas eléctricas a lo largo de la noche en diez municipios de la zona. De ellas, 110 fueron del tipo conocido como rayo negativo, en el que la descarga se produce entre las nubes y la tierra. Las restantes fueron descargas positivas, es decir, de nube a nube. Al mismo tiempo se registraron lluvias intensas en la mayor parte del territorio y en algunos lugares, como Monforte, cayó también cierta cantidad de granizo.

Los rayos fueron particularmente numerosos en los municipios de Bóveda -donde se detectaron en total 38 descargas-, Carballedo -con 34-, Monforte -con veintinueve- y Pantón, con veintiuna. También cayeron rayos, aunque en una cantidad considerablemente menor, sobre los municipios de Chantada, O Saviñao, Sober, A Pobra do Brollón y O Incio. Por la noche no se registraron fenómenos de esta clase en la comarca quiroguesa. Durante la tarde de ayer, sin embargo, se detectaron numerosos rayos en Quiroga -especialmente en la parte oriental del municipio-, en su mayor parte de tipo positivo.

Pese al importante aparato eléctrico y a la intensidad de las precipitaciones, las tormentas de la madrugada solo causaron algunos incidentes de escasa consideración. En la parroquia monfortina de Baamorto hubo un corte del suministro eléctrico que afectó a varias viviendas. En Bóveda cayó un árbol de pequeño tamaño en la carretera que une la capital del municipio con la localidad de Martín. Por otro lado, en un paso inferior del mismo vial se produjo un anegamiento al atascarse un sumidero.

Preocupación por los viñedos

Las descargas de granizo asociadas a las tormentas, por otro lado, no parecen haber causado daños en los viñedos de la denominación Ribeira Sacra. No obstante, según indican personas vinculadas a la viticultura, la actual situación de inestabilidad meteorológica está causando preocupación en el sector. Por una parte -explican a este respecto-, las granizadas pueden causar roturas en los racimos y provocar la putrefacción de las uvas. Por otro lado, si bien la lluvia puede resultar beneficiosa para los viñedos a estas alturas del año, solo tiene un efecto positivo si es moderada y puntual. En caso de que las precipitaciones persistan, podrían causar serios problemas sanitarios de cara a la próxima cosecha.

Según las previsiones de Meteogalicia, entre hoy y el sábado se espera una situación de alternancia de nubes y claros, con un progresivo incremento de la influencia anticiclónica y sin gran riesgo de precipitaciones. Para el domingo se prevé la retirada de las masas de aire frío en altura, con lo que se espera que aumente la estabilidad atmosférica y que disminuya la posibilidad de que se registren precipitaciones durante los siguientes días.

En el sector vitícola hay inquietud ante la situación de inestabilidad meteorológica

Unas horas en las que cayó mucha más agua que a lo largo de todo agosto

Las lluvias caídas durante la madrugada de ayer fueron muy variables en cuanto a la intensidad de la precipitación en las diferentes áreas del sur lucense. Los chaparrones fueron notablemente fuertes en el casco urbano de Monforte, pero la estación meteorológica del monte Marroxo solo registró diez litros por metro cuadrado. En Bóveda se contabilizaron cerca de 24,5 litros. En la estación chantadina de San Fiz, la marca fue de 21 litros. El observatorio de A Conchada -en Quiroga- registró catorce litros, mientras que en el de San Clodio de Ribas de Sil se anotaron diez litros. Esta cantidad fue similar a la registrada en la estación de Xabrega -en Sober-, con 9,5 litros.

En cualquier caso, las lluvias caídas en la madrugada del martes al miércoles superaron ampliamente las que se produjeron a lo largo de todo agosto en la mayor parte del sur lucense. Los datos recogidos en un observatorio privado de Monforte indican que a lo largo de todo el mes se acumularon en el área urbana 2,8 litros por metro cuadrado. La escasa lluvia que cayó lo hizo principalmente en tres días: el 8, el 9 y el 28.

Altas temperaturas

De acuerdo con los datos del referido observatorio, la máxima temperatura de agosto en Monforte se registró el día 3, con 39 grados centígrados. La temperatura media de las máximas durante este período fue de 32,2 grados y la media mensual general, de 23 grados. La temperatura mínima más baja se alcanzó el día 10, con seis grados, y la media de las mínimas fue de 13,8 grados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las tormentas descargaron 159 rayos en una noche en la zona sur