El tiempo inestable de este verano dispara la producción agrícola

Las suaves temperaturas y las lluvias han favorecido el crecimiento de las plantaciones


mazaricos / la voz

Los agricultores barbanzanos están de enhorabuena. El primer tercio del verano está resultando excepcional para sus cultivos, tanto por las buenas temperaturas como por la presencia de abundante humedad en forma de lluvia o de intensos rocíos mañaneros. Especialmente satisfechos están los productores de huerta que están viviendo una «primavera retrasada», con jornadas de mucho sol, pero sin un calor excesivo que pueda afectar a producciones como la patata, la lechuga o los pimientos.

«O tempo é máis propio da primavera que do verán -apunta la horticultora noiesa Consuelo Mirás- con días de moito sol pero sen un calor excesivo, cousa que agradecen moito as plantas. As de tomate ou pemento están encantadas con este tempo, que esperemos se manteña polo menos un par de semanas máis».

Mejor parece presentarse todavía la situación para los agricultores del norte de la comarca, que ven como las fincas de maíz tienen una altura como no recuerdan en mucho tiempo. «O ano pasado tamén foi bo, pero todo apunta a que este aínda está sendo mellor. O millo foi con certo retraso e, a pesar diso, está moi alto e verde», apunta José Manuel Antelo, de Mazaricos, que destina al cultivo de esta gramínea más de 50 hectáreas de terreno.

Las buenas temperaturas desde el momento mismo de su plantación -el maíz empieza a germinar cuando la tierra alcanza los 14 grados- no solamente han permitido un nacimiento perfecto sino que, ayudado por las lluvias caídas en algunas jornadas, han propiciado que alcance un tamaño espectacular para esta época del año. En la mayoría de las fincas resulta habitual encontrarse con plantas que superan el metro y medio de altura.

«Agora mesmo, calculo que leva entre tres e catro semanas de adianto. O refrán di que por Santa Mariña -festividad que se celebró hace una semana- xa o millo tapa a galiña, e este ano o que tapa é o galiñeiro enteiro», bromea José París, que explica que las jornadas de precipitaciones que siguieron a los días de intenso calor provocaron que las plantas disparasen su tamaño en apenas dos semanas.

Adelanto de la recogida

Los agricultores consultados coinciden en precisar que, de mantenerse la situación, no solo se recogerá una cosecha abundante y de gran calidad, sino que se adelantará varias semanas. No se trata de un aspecto menor, puesto que permitirá realizar una mejor siembra de las praderías en las fincas donde se recogió el maíz, lo que también redundará en la calidad del forraje que se segará la próxima primavera.

A día de hoy, se calcula que hay plantadas en la comarca más de 2.000 hectáreas de maíz para ensilado que, en circunstancias normales, empezará a recolectarse durante la primera quincena de septiembre.

Este producto se ha convertido en el alimento fundamental en el que se basa la alimentación de las vacas lecheras de la comarca, hasta el punto de que un animal de alta producción puede llegar a consumir más de 50 kilos de este producto. Debido a su coste razonable, disponer de una producción abundante y de calidad permite a los ganaderos ahorrar importantes cantidad de dinero en la compra de alimento foráneo.

En el último mes solamente se superaron los 25 grados en siete días

El verano se resiste a asentarse en la comarca. Aunque se repiten las jornadas soleadas, las temperaturas distan mucho de ser las propias para esta época del año. De hecho, en los 34 días que llevamos de estación, en tan solo siete jornadas se han superado los 25 grados de temperatura máxima, justo la mitad que durante el mismo período del año pasado.

Según los datos de las siete estaciones medidoras que Meteogalicia tiene en la comarca, el día más caluroso de lo que va de año fue el pasado 8 de julio cuando los termómetros alcanzaron en Corrubedo los 31 grados, mientras que la temperatura media ni siquiera alcanza los 20 grados.

En la parte norte de la comarca, la situación todavía resulta más atípica con temperaturas hasta cinco grados inferiores de media y con mayor número de jornadas de lluvia. Así, por ejemplo, en Mazaricos se han registrado, en mayor o menor cantidad, precipitaciones en siete días. Es decir, una por semana en lo que va de verano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El tiempo inestable de este verano dispara la producción agrícola