Las empresas gallegas aprueban con nota el examen de solvencia

Las ventas de las grandes compañías crecen más de 11 % y ya superan los 90.000 millones


redacción / La Voz

«Las empresas gallegas han aprovechado la recuperación para mejorar su solvencia y su rentabilidad». Quien hace el diagnóstico es José Luis Riera, director financiero de Bravo Capital, que ha realizado un análisis crediticio de las grandes compañías gallegas. El estudio analiza 3.758 firmas con un volumen de facturación superior a los dos millones de euros al año, cuyas ventas encadenan cuatro años consecutivos al alza. En el 2015 (último ejercicio del que se recopilan datos), la cifra de negocio de estas empresas se incrementó más de un 11,4 %, hasta los 90.663 millones de euros. Si se abre el foco hasta el 2012, la facturación repunta más de un 20 % en solo tres años.

Todavía más crecen los beneficios. El ebitda (resultado operativo antes de intereses, impuestos y amortizaciones) repuntó un 16,7 %, idéntica cifra que la del ejercicio anterior, con lo que las ganancias acumulan un crecimiento del 40 % en tres años, el doble que la facturación, lo que «significa que las empresas gallegas están vendiendo más y con mejores márgenes», según remarcan en Bravo.

La mejora de las principales magnitudes hace que los sectores reciban una mejor nota en la calificación crediticia elaborada por la financiera, que emplea su propio algoritmo para asignar un rating a las empresas gallegas, que agrupa por sectores. De los 17 analizados, quince alcanzan el grado de inversión, lo que «representa una calara mejora de la capacidad de atender la deuda e implica una mayor capacidad de atraer capital y, por tanto, aumentar los flujos de inversión hacia la región». Los dos únicos sectores que aún mantienen el grado especulativo son la construcción y la automoción (aunque muy cerca ya del aprobado, con un 4,61 y un 4,79), este último uno de los puntales de la economía gallega. Riera lo justifica por la «reconversión industrial» sufrida por el sector del automóvil en todo el mundo, no solo en España, con nuevos modelos de comercialización y la deslocalización de las auxiliares.

Por contra, las mejores notas se la llevan el sector agrícola, que se acerca al notable (6,62) y el energético (6,59). Sectores «con un endeudamiento reducido en relación con su capacidad de generar ingresos». 

Más deuda para crecer

Si en años anteriores las empresas gallegas habían aprovechado el repunte del beneficio para desapalancarse en el 2015 se registró un aumento de la deuda financiera, que creció un 3 %, hasta los 16.989 millones de euros. Un proceso que desde Bravo no ven negativo, sino todo lo contrario, «ya que supone la atracción neta, por primera vez desde la crisis, de fondos ajenos, necesarios para dar soporte al crecimiento». «Se están captando recursos para financiar la inversión productiva y se sienta la base para un nuevo ciclo de crecimiento», explica Riera.

Bravo Capital es una firma especializada en la financiación complementaria a empresas. Hasta junio de este año había canalizado 1.984 millones de euros, 120 de ellos en Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las empresas gallegas aprueban con nota el examen de solvencia