Logran diez variedades de albariño con más producción y grado y menos acidez

La Estación de Viticultura e Enoloxía lleva desde 1990 trabajando en el proyecto


ourense / la voz

Tras más de 25 años de trabajo, la Estación de Viticultura e Enoloxía de Galicia (Evega) ha logrado diez variedades de albariño con mayor potencial productivo y uvas de más calidad en cuanto a acidez y grado alcohólico. Las variedades son clones mejorados genéticamente.

El proyecto arrancó en la estación experimental de viticultura e enoloxía de Ribadumia, al detectarse que un porcentaje alto de las plantas analizadas tenían producciones muy bajas, y que en determinadas zonas del norte de la provincia de Pontevedra era difícil alcanzar las maduraciones deseadas. En 1990 comenzó la selección de las cepas de albariño, un total de 112, que durante una década fueron analizadas para quedarse solo con las mejores. En aquel momento se eligieron 34 clones de cepas, la mayoría procedentes de O Salnés, pero también de O Rosal, Soutomaior y O Ulla.

Todos los ejemplares se plantaron en la Evega -con sede en Leiro- para seguir trabajando con ellas. Bajo las mismas condiciones agronómicas, se fueron seleccionando durante seis vendimias aquellos clones que presentaban mejores resultados, porque producían más que la media o porque el grado de alcohol era superior con una acidez inferior. «E os resultados foron sorprendentes, xa que houbo grandes diferenzas entre plantas que recibían o mesmo tratamento», explican desde la Evega, dependiente de la Consellería de Medio Rural. Finalmente, los investigadores seleccionaron 10 clones que cumplen los objetivos iniciales: cepas de albariño con un mayor potencial productivo, mayor grado alcohólico y menor acidez.

El objetivo final será la comercialización de las variedades, con el objetivo de que los viticultores puedan beneficiarse de estos adelantos. Pero todavía no será así. Desde la Evega están trabajando con los pies madre antes de remitirlo a los viveros comercializadores.

La uva albariño, buque insignia de los vinos amparados por la denominación de origen Rías Baixas, está también considerada como preferente en los sellos de calidad de Ribeira Sacra, Valdeorras y Ribeiro, aunque su papel fundamental en estos casos es como variedad blanca complementaria (y es raro encontrar un vino monovarietal). En el caso de la denominación de origen Monterrei, aparece únicamente como variedad autorizada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Logran diez variedades de albariño con más producción y grado y menos acidez