Bodegas de O Condado utilizan el abono con buenos resultados


tui / La voz

«Nuestra impresión es muy positiva, hemos conseguido mucho mayor rendimiento con menos volumen y más efectos nutrientes». Antonio Ruiloba, administrador de bodegas La Val, una de las quince de las distintas denominaciones que ha empleado el abono orgánico elaborado en Ecocelta, constata así los beneficios de este procedimiento. La Val, con sede en Salvaterra, recoge ahora en vendimia la primera producción de las 40 hectáreas en las que emplearon este compost de algas. «Es un principio de integración con la plantación muy interesante desde el punto de vista de la ecología y de la reutilización», señala Ruiloba. Destaca que este método «tiene que ver con la supervivencia y mejora de la planta así como con el rendimiento». Además de ahorrar costes, el compost permite equilibrar y mejorar las condiciones del suelo de los viñedos de forma natural, afirma.

«Por cada unidad de humus orgánico, necesitaríamos tres del otro, por lo que reducimos el volumen que necesitamos a un tercio», constata Antonio Ruiloba. Van a seguir trabajando con Ecocelta, pero también colaborando en el proyecto que impulsa la bodega para llegar a producir su propio abono orgánico, del que esperan poder disponer en un plazo de tres años. Desde Señorío de Rubiós respaldan las valoraciones «Estamos tendo un bo resultado, incrementa a produción, a viña consérvase con máis verdor e apórtalle máis diferenzas», confirma Daniel Álvarez, responsable de fincas y viticultura. Esta bodega con sede en As Neves tiene 34 hectáreas en producción repartidas en parcelas desde Arbo hasta Salvaterra. El año pasado aplicaron el compost orgánico de algas pero no en todas las fincas y notaron la diferencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Bodegas de O Condado utilizan el abono con buenos resultados