Volver a lo nuestro


Si algo tienen de bueno las grandes crisis es que nos enseñan lo que hacemos bien y lo que hacemos mal. Lo que tiene futuro y puede sobrevivir y lo que no debe seguir adelante. Puede que el filón de la construcción haya llegado a su fin en Arousa. Pero quedan otros muchos por explotar. El vino es un buen ejemplo de ello. Es cierto que la agricultura y la acuicultura no atraviesan su mejor momento. Pero al sector vinícola no le van tan mal. Y las conservas de calidad siguen ganando adeptos. Volver al pasado, a nuestras raíces, puede devolvernos un futuro mejor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Volver a lo nuestro