• Un Celta dispuesto a «disfrutar, competir y esperar la suerte»

    El equipo vigués, campeón y dominador de su grupo, afronta su segunda fase de ascenso a Liga 1 consecutiva

    vigo / la voz.

    La entrenadora del Celta de baloncesto, Cristina Cantero, apuesta por ver el vaso medio lleno. Por eso después de una temporada en la que pese a los grandes números firmados han tenido que sobreponerse a importantes obstáculos en forma de lesiones, se muestra positiva. «Podíamos estar mejor, seguro que sí, pero también podíamos estar peor y no habernos clasificado», comentó ayer recordando que la segunda fase de ascenso consecutiva que disputan desde mañana era el objetivo que se marcaron a principio de temporada y que lo han conseguido.

    Ahora es el momento para el equipo de «disfrutar, competir y esperar esa pizca de suerte que necesita cualquier deportista siempre», indica. Asegura que, con la limitación de efectivas que han provocado las lesiones, llegan bien físicamente. «Hay molestias y golpes, pero toda jugadora está acostumbrada a jugar con algunas molestias con las que hay que convivir. Quitando eso, no llegamos cansadas, estamos como tenemos que estar».

    Recordó que en caso de que se produjeran nuevas lesiones en el primer partido van a sufrir mucho porque Tamara Montero y Ainhoa Lacorzana, lesionadas de larga duración solo van a poder animar desde fuera. En cuanto al resto, bromeó con que «ya sea cojas o mancas, van a jugar, no queda otra». «La filosofía del equipo es que hay que remar juntas. Si haces lo posible y no llega, la conciencia tiene que estar tranquila. Tenemos que poner mil sentidos en estar tranquilas, sanas y concentradas en el objetivo».

    La entrenadora insistió en que ahora mismo están centradas solo en el primer partido, que les enfrentará al Barça. Subrayó que siempre esperan lo mejor del equipo contrario y que cree que los dos conjuntos presentan similitudes en muchas cosas, con la salvedad de que las catalanas cuentan con más juventud que puede ser «un arma de doble filo». «El partido lo tenemos visto y preparado, ahora hay que jugarlo y va a estar en los detalles. Ganarlo nos daría chance para lo que pase después, porque luego tienes dos opciones de sacar uno», recalcó.

    En cuanto a la plantilla, Anne Senosian destacó que tras un año de «trabajo muy duro» están disfrutando de estos entrenamientos previos a la fase de ascenso. «Estamos con mucha ilusión y vamos a ir a darlo todo, a disfrutar como el equipo tan grande que hemos llegado a ser este año», indicó una de las piezas claves de este equipo y que vivirá su segunda fase como céltica tras estar en al del año pasado.

    También capitana y también con experiencia en la fase de ascenso, Itziar Germán destacó que la adversidad que les ha tocado vivir este año les ha dado «más fuerza para seguir adelante». «Estamos en la fase de ascenso, que era nuestro objetivo. Ahora la fase es otra historia, cada partido y cada detalle cuenta mucho», apuntó. Además, se mostró segura de que las jugadoras lesionadas que no van a poder jugar también les van a empujar desde fuera.

    Por último el presidente del club, Carlos Álvarez, mostró su gran orgullo por el grupo y lo que ha conseguido. «Han demostrado toda la temporada que son de Primera. Y no hay que olvidar que ganamos dos títulos en Canarias cuando nadie daba un duro. ¡Me encantaría ascender una hora antes!».

    Ver Comentarios