• El nuevo tanatorio de As Gándaras pone fin a 15 años de monopolio funerario

    Serfuja, que inaugura el 15, dice que su intención no es entablar guerra de precios

    dolores cela lugo / la voz.

    La empresa Serfuja, con sede en Castro Ribeiras de Lea, inaugurará el próximo día 15, a las siete de la tarde, en el polígono industrial de As Gándaras, un tanatorio con seis salas de 50 metros cuadrados cada una, cafetería, floristería, zona ajardinada y crematorio. La puesta en marcha de estas instalaciones pone fin a quince años de monopolio de los servicios funerarios en la capital lucense por parte del grupo Neira, que es el propietario de los otros dos tanatorios que están operando en la capital lucense, uno de ellos en este mismo parque empresarial. También explota la concesión del HULA.

    Fuentes de Serfuja señalaron ayer que la intención de esta empresa, de amplia trayectoria en el sector, no es desatar una guerra de precios por los servicios que prestará en la capital lucense y en su ámbito de influencia, sino competir en el mercado con una buena relación calidad-precio. De hecho el lema que adoptará en su presentación pública será «A alternativa que estaba esperando». Trabajará tanto para particulares como para compañías.

    Pese a que en los objetivos de la empresa de Castro no figure poner en marcha una guerra de precios, su aterrizaje en la capital lucense posiblemente llevará aparejados algunos cambios en la prestación de este tipo de servicios, que hasta ahora carecían de competencia directa.

    La funeraria de Castro de Rei compró la parcela de 4.378 metros cuadrados, antes de que Xestur rebajara los precios del suelo como consecuencia de la crisis. Se decidió por As Gándaras porque era una de las escasas ubicaciones en las que está permitido montar este tipo de negocios.

     

    Un objetivo desde hace años

    Fuentes de Serfuja reconocieron que llevaban más de una década con un objetivo: volver a operar en el mercado de la capital lucense. Se convirtió en una meta, según reconoció uno de sus directivos, en el momento en el que fracasó la unión de funerarias de la provincia que pusieron en marcha en el año 1999 el tanatorio de As Arieiras. Hasta entonces los lucenses solamente disponían de este tipo de instalaciones el antiguo hospital Xeral, que tenía una zona reducida para velar difuntos y en Polusa, que fue quien puso en marcha el primer crematorio en Lugo.

    La empresa de pompas fúnebres de Castro inició los trámites para poder poner en marcha el tanatorio de As Gándaras hace seis años, después de realizar un estudio de mercado que confirmó la rentabilidad de otro negocio de este tipo en el ámbito de influencia de Velatorios Lucenses. Sin embargo, sus expectativas no se cumplieron porque Neira inauguró el primer tanatorio antes, en una nave alquilada.

    Serfuja, según fuentes de la empresa, tiene previsto mantener la actividad en Castro y planificará la de Lugo en función de la demanda y de la aceptación de la clientela.

    Desde Castro, socio fundador de Velatorios Lucenses

    Serfuja S.L. es la empresa matriz que explotará Tanatorio As Gándaras, un nombre que registró oficialmente en el mes de junio del año 2014. Tiene más de medio siglo de existencia. La fundó Javier Balado Díaz, un carpintero de profesión, que decidió crear su propia funeraria en Castro de Rei hace 68 años. Él hacía los ataúdes y su esposa los tapizaba y les colocaba las almohadillas. La sociedad la llevan ahora el hijo del fundador, Javier Balado Lenza y dos de sus nietos, Jorge y Javier Balado Lenza. La familia montó el tanatorio de Castro de Rei en el año 1998. No es la primera vez que la familia Balado presta servicios en la capital lucense. En el año 1999 figuraba en el grupo de funerarias de la provincia que pusieron en marcha Tanatorios y Velatorios Lucense. Las divergencias surgidas en el seno de esta sociedad le permitirían a Neira hacerse con las instalaciones y con el monopolio de los servicios fúnebres en Lugo, que mantiene desde entonces. Para evitar la entrada de competencia se hizo con el tanatorio del HULA, que apenas tiene uso desde su inauguración.

    Comparar y elegir

    La mayoría de los empresarios defienden la libre competencia en los negocios como fórmula sana de desarrollo económico. En este caso, los verdaderos beneficiarios de la ruptura de la hegemonía de una única funeraria durante 15 años serán las familias de la capital, que tendrán la posibilidad de elegir. A partir del 15 también se podrá podrán aplicar en Lugo aquel famoso eslogan «mire, compare y ...», aunque sea para un momento triste.

    Ver Comentarios