• Hungría levantará una alambrada con Serbia para frenar la presión migratoria

    Redacción / La Voz.

    Mientras la UE discute cómo frenar el flujo migratorio, Hungría anunció ayer el cierre de su frontera con Serbia y la construcción de una alambrada para impedir que los inmigrantes que toman la ruta de los Balcanes accedan al espacio Schengen de libre circulación. El Gobierno conservador nacionalista de Víktor Orbán advirtió que «no puede esperar más» a que se tomen decisiones a nivel europeo, anunció el ministro de Exteriores, Peter Szijjarto, antes de informar de la construcción de una valla de 4 metros de altura a lo largo de los 175 kilómetros de frontera con Serbia.

    «Esta decisión no contraviene ningún tratado internacional, otros países optan por la misma solución», aseguró Szijjarto, al recordar que otros miembros de la UE «defienden sus fronteras» con alambradas como Bulgaria, Grecia y España. «También ciudades españolas al norte de África se defienden así frente a la presión migratoria», dijo aludiendo a Ceuta y Melilla.

    Hungría ha pasado de recibir unos 2.000 inmigrantes en el 2012 a 54.000 en lo que va de este año.

    Ya el viernes, Orbán había evocado la posibilidad de un «cierre completo» de la frontera con Serbia, después de reafirmar su rechazo al sistema de cuotas para repartir a los demandantes de asilo elaborado por Bruselas.

    Tras el anuncio húngaro, el ministro del Interior serbio, Nebojsa Stefanovic, pidió ayer ayuda a la UE para afrontar la llegada de inmigrantes que «llegan ante todo a través de los países comunitarios: Grecia y Bulgaria», informa Efe. Serbia se encuentra en la ruta de los Balcanes utilizada por los traficantes para pasar a la UE a refugiados sobre todo de Siria, Irak y Afganistán que llegan a Grecia. Según Frontex, es una ruta menos costosa que la travesía en barco: unos 1.800 euros.

    A su llegada a Hungría, el objetivo de los desplazados es proseguir camino hacia Alemania, Suecia o Austria. Por eso Orbán argumenta que Hungría no se «defiende» solo a sí misma, sino a toda la Unión Europea.