• Fomento quiere implantar el peaje en las autovías en esta legislatura

    Galicia pagaría las tasas de sus dos autopistas estatales y las de las autovías como la A-6, A-8 o A-52

    Carlos Punzón Vigo.

    La implantación de peajes en las autovías de la red estatal de carreteras podría llevarse a cabo a corto plazo. Así lo ha avanzado esta mañana el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, que advierte que el deseo del Ministerio de Fomento es aprobar el nuevo método de financiación de carreteras en esta misma legislatura, cuya vigencia culmina en el 2020. La propuesta de debate sobre la implantación de dichos peajes fue avanzada el jueves por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, pero solo cinco días después, Saura precisa que el deseo del Gobierno es que el debate sobre dicha propuesta se «cierre cuanto antes, si es posible, dentro de esta Legislatura». El secretario de Estado estima que existe en las Cortes «una amplia mayoría» para sacar adelante el pago por uso, a pesar de la «actual compleja composición de la Cámara».

    [[@embed::0003_201811G13P6991]]

    La implantación de los peajes en autovías y autopistas en las que venza el plazo de concesión, como ocurre el 30 de noviembre en la AP-1 (Burgos-Armiñón), es defendida por Fomento como método para igualar el mismo sistema en todas las zonas del país y evitar que haya comunidades en las que las vías de alta capacidad no se cobran y otras, como el caso de Galicia, que cuenta con una de las mayores extensiones de viales de peaje. En todo caso, Galicia se vería afectada por la implantación de los peajes en las autovías de la red estatal, como la A-6 que parte de Arteixo y remata en las proximidades de Madrid; la A-8, que recorre la cornisa Cantábrica, o la la A-52, que parte de O Porriño y empata en Benavente con el ramal del norte hacia la Meseta. Los automovilistas gallegos, en cambio tendrían que seguir haciendo frente a los peajes de la AP-9 y de la AP-53, los de mayor duración de España (75 años), mientras que en otras autonomías las concesiones de autopistas de primera generación (grupo en el que se incluye la autopistas del Atlántico) caerán de manera encadenada en los próximos tres años en su mayoría.  

    [[@embed::0003_201811G12P4991]]

    Predo Saura recordó hoy que, en todo caso, el nuevo sistema para garantizar el mantenimiento de las carreteras y el consiguiente peaje en las autovías surgirá de un debate público que abordará una subcomisión específica que se constituirá en el el Congreso de los Diputados. El secretario de Estado avanzó que esa subcomisión llamará a participar al sector, al Gobierno, a los distintos territorios, a expertos y a todos los agentes implicados con el objetivo último de que el nuevo sistema sea fruto del mayor consenso. Además, según avanzó, debe ser un sistema «eficiente, equilibrado y homogéneo para todo el país y los territorios».

    «El Gobierno ha sido valiente y, en línea con otros países, ha querido abrir el debate, que espera también se cierre cuanto antes», añadió Saura sobre el pago por uso de las autovías tras su intervención en una jornada sobre infraestructuras organizada por las patronal de constructoras y concesionarias Seopan y la de ingeniería Fidex.

    Nueve países de Europa (Suiza, Austria, Bulgaria, República Checa, Eslovenia, Hungría, Montenegro, República Eslovaca y Bulgaria)  han optado por un método diferente al del cobro en función de los kilómetros recorridos, estableciendo una tarifa plana a través de la llamada viñeta, que permite circular sin límite de kilómetros por vías de alta capacidad en función de la tarifa contratada, que suele ser por una semana, un mes, fórmula aconsejada para turistas, o un año para residentes.

    [[@playbuzzencuesta::df61f22a-cf21-496d-b09c-ed1ca7e3c83d]]

    [[@embed::0003_201811G10P4991 extendido]]

    Ver Comentarios