• Abren un expediente al abogado de Miñanco por fumar de un vapeador

    Gonzalo Boye dejó entrever su extrañeza por lo ocurrido, ya que, según indicó, había podido utilizar sin problemas el vapeador en las anteriores sesiones del juicio

    L. Penide Pontevedra / La voz.

    Faltaban apenas unos minutos para el mediodía de este lunes cuando el magistrado que preside la sala en la que se juzga en Pontevedra a José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, por un supuesto delito de blanqueo de capitales interrumpió la declaración de un perito. Dirigiéndose al abogado del cambadés, el conocido Gonzalo Boye, le pidió que le mostrara lo que tenía en sus manos. «Pero ¿está usted fumando en sala?», le preguntó acto seguido.

    El magistrado no lo dudó y suspendió la vista momentáneamente para deliberar. Al cabo de unos minutos, el letrado de la Administración de Justicia anunció la apertura de un expediente sancionador al letrado, al tiempo que le requirió «para que se abstenga de fumar en sala y haga entrega del aparato que ha utilizado», un cigarrillo electrónico o vapeador.

    Al término de la sesión, Boye señalo que, de prosperar, el expediente podría acarrearle una multa, si bien anunció que interpondrá alegaciones por escrito. Asimismo, dejó entrever su extrañeza por lo ocurrido, ya que, según indico, había podido utilizar sin problemas el vapeador en las anteriores sesiones del juicio.

    Esta anécdota marcó una jornada en la que peritos de la Fiscalía y de las defensas mostraron sus discrepancias a la hora de valorar los bienes de los acusados. El experto del ministerio público reconoció que no se desplazó hasta las propiedades, que simplemente supervisó la labor de una perita y que esta no visitó el interior de los inmuebles.

    Son valoraciones con «bastante poco fundamento y bastante poco rigor», señaló Gonzalo Boye. Alejandro Vega Vázquez, quien defiende a la exmujer de Miñanco, incidió en que «es un juicio de blanqueo de capitales que se está centrando exclusivamente en una diferente valoración de inmuebles. No hay otras cuestiones. No se dice que haya dinero ingresado en cuentas, inyecciones de capital escondidas... Se está diciendo: “Ustedes han comprado unos inmuebles por más dinero del que tienen contabilizado y eso no lo pueden justificar”».

    Ver Comentarios