• Apuesta por la bici eléctrica

    Tras consolidar su negocio principal de los escúteres y alcanzar en el 2017 el 17,5 % del mercado en España, la marca taiwanesa Kymco busca un nuevo camino con la e-movilidad y la bici eléctrica como protagonista.

    Juan Ares

    La nueva demanda de los usuarios más jóvenes se orienta en las ciudades hacia la bicicleta eléctrica de pedaleo asistido y Kymco comienza este año su ofensiva que en 2020 se completará también con una gama de escúteres eléctricos.

    En Barcelona, por ejemplo, se realizan 165.499 desplazamientos diarios en bicicleta, en Madrid 110.000 y en el resto de ciudades el crecimiento es paralelo. En este marco Kymco quiere convertirse en referencia. La principal asociación de empresas de bicicletas en España, AMBE, cifró en su informe anual del 2016 un mercado de 1.115.034 unidades, de las cuales 40.268 eran eléctricas.

    España es el primer mercado del mundo que comercializa las bicicletas eléctricas con pedaleo asistido bajo la marca Kymco. El lanzamiento de e-bikes en el resto de países se comercializa bajo la marca Klever. Las bicis que inician ese ambicioso proyecto se caracterizan por tener un cuadro de fundición a baja presión y soldadura robotizada, unido a un exclusivo motor y su sistema de tracción trasera Biactron, que ha logrado desarrollar el motor más silencioso, por debajo de los 50 decibelios.

    Las e-bikes de Kymco cuentan con un motor de 250 W/44v que pesa 4 kilos. Su sistema de pedaleo asistido propio constituye la principal ventaja competitiva, ya que permite una aceleración rápida y silenciosa y un par elevado y suave en cualquier marcha.

    En las e-bikes el motor está instalado directamente en el buje de la rueda trasera, y esto hace que la potencia se transmita directamente al neumático, sin producir el desgaste extra en componentes como la cadena, cambios y piñones. Cuando el vehículo circula entre 35 km/h y 40 km/h, el motor actúa de generador y carga la batería. Esta es de fabricación propia, de Ion Litio de 360 Wh, pesa solo 2,7 kilos, se carga en 3,7 horas (entre el 10 % y el 90 %) y proporciona una autonomía considerable. Como orientación, un usuario de 75 kilos, en una conducción normal, puede alcanzar unos 90 kilómetros de autonomía.

    La marca lanzará tres modelos, dos de los cuales, la B y la Q, cuentan con cambio de diez marchas y suspensión. El modelo B, con ruedas de 24 pulgadas de diámetro, pesa 20 kilos. El modelo Q de rueda pequeña, 20 pulgadas, es más urbano y plegable y puede alcanzar los 25 km/h, asistido.

    Un display LED en el manillar permite regular la asistencia y conocer la autonomía que queda en cada momento.

    El modelo Q costará 2.499 euros, pero Kymco ofrece un plan de financiación de 57,49 euros al mes durante 48 meses. El modelo B tiene el mismo precio y financiación. La venta se realiza a través de una web: http://www.kymco.es/e-bikes/ y se entrega a domicilio y con garantía por parte de la marca.

    Ver Comentarios