• La plantilla de Extel cierra filas en contra de 205 despidos

    Miles de personas salieron ayer a la calle después de una jornada de huelga secundada en A Coruña por el 99 %

    montse carneiro A Coruña / La Voz.

    Unas 1.600 personas, según la Policía Local, 5.000, según los sindicatos convocantes, y «máis xente que cando o Deportivo gañou a Liga», según el propietario de un bar que vio pasar la manifestación, respondieron a la llamada de los 880 empleados amenazados por un ERE que prevé en Galicia 205 despidos, prácticamente uno de cada cuatro trabajadores de la planta de Matogrande. En la cabecera de la marcha, un grupo de trabajadores de Alcoa abrieron paso a cañonazos con un artilugio espantapájaros, avanzadilla de la multitud que se agolpaba detrás.

    Fue una jornada de reivindicación que comenzó con una huelga estatal de 24 horas convocada por UGT, CC.OO. y CGT en protesta por el bloqueo de la negociación colectiva y las críticas condiciones laborales de los 80.000 trabajadores de telemárketing en España. El paro, secundado a nivel estatal por el 70 % de las plantillas, obtuvo un seguimiento en el call center de Extel del 99 %, según fuentes del comité de empresa. La plataforma de A Coruña suma a la precariedad «endémica» del sector la amenaza de un expediente de reducción de empleo que la filial de Adecco, subcontratada por Movistar para su servicio de atención al cliente, justifica por causas organizativas y de producción.

    «No podemos creerlos. Acabamos de saber que en la plataforma de Málaga, donde están previstos 4 despidos, ofrecen 25 contratos por obra. Nuestros contratos son indefinidos, hay derechos consolidados. Está claro que quieren echarnos para volver a los contratos parciales, a las ETTs y a más precariedad», denunció David Doural, presidente del comité de empresa. Detrás de él, el alcalde de A Coruña y todos los grupos municipales, que ayer aprobaron una moción en defensa de la plantilla, diputados de En Marea y decenas de colectivos de la ciudad.

    Ver Comentarios