• El Corme y el Ponteceso no dieron la talla contra rivales inferiores

    Liga da Costa | El Malpica y el Muxía destacaron en sus duelos

    M. R. carballo / la voz.

    La Liga da Costa ya entró en su recta final. Quedan solo seis jornadas y los equipos de la zona baja de la clasificación apuran por salvar la categoría. Así es que, pese a su situación en la tabla, dan lo mejor de si en cada partido, incluso contra los gallitos del torneo. Esto se pudo ver este fin de semana en el Muros-Ponteceso (2-0). Los visitantes practicaron un buen fútbol, pero pesó más el coraje de los locales.

    También el Cerqueda, de la zona medio alta, fue capaz de cortar la buena racha de resultados del Corme con nueve jornadas consecutivas sin perder (2-0), colocando a los azulones a seis puntos del líder, el Mazaricos, que se impuso al Buño por la mínima (1-0).

    Desde la misma posición en la tabla, en la parte tranquila, el Malpica se quedó a medias en la remontada al Volantes de Baño (3-3). No obstante, tiene sus méritos por el partidazo que se pudo ver en A Pedra Queimada, con el equipo visitante explotando su fútbol directo e intentando pillar a los locales a la contra, y con un Malpica que, salvo en alguna acción defensiva, realizó un juego combinativo de muchos quilates.

    El Volantes abrió el marcador con un buen gol de Pesco, pero los de Gurita pronto consiguieron darle la vuelta e, incluso, ponerse por delante. En un error en la salida del balón al hilo del descanso, los de Muros pusieron las tablas en el electrónico. A la vuelta, fue el equipo visitante el que, de nuevo, a través de Pesco, tomó ventaja en la contienda, si bien el Malpica no se dio por vencido y fue Cristian Villar el que firmó la igualada.

    También el Lira, desde la zona medio baja, le dificultó la victoria al Muxía, aunque finalmente logró los tres puntos (2-5). Una pérdida de balón con posterior contra adelantó a los locales, y otro fallo defensivo con consecuencia de penalti que el Lira transformó, llevó a los de Diego Lobelos al descanso con 2 a 0.

    Pero el equipo visitante regresó al césped con las ideas muy claras y marcó cinco goles en la primera media hora. Hubo un claro protagonista: Toja. En su primer minuto de juego envió a la red un centro de Mario. También hizo el 2 a 3 y el tanto decisivo al transformar un penalti.

    El Monte Louro también le trastocó los planes al San Lorenzo, y de qué manera (1-4), mientras que no sucedió lo mismo en el Ameixenda-Baíñas (0-2), aunque de milagro, pues los de Julio Vila tuvieron infinidad de ocasiones de cara a la portería, muchas en las botas de Suso y Dani Muñoz, además de recriminar el gol que supuso el 0 a 1 por fuera de juego y un penalti no pitado por mano. Fue el debut de Sanchiño en el banquillo vimiancés. El choque entre rivales directos por la permanencia, el Sporting Zas y el Cee en el San Andrés, terminó con triunfo local por la mínima (1-0), el primero desde que Barca dirige al equipo.

    Ver Comentarios