• Seis concellos rechazan la rebaja de Sogama por razones presupuestarias

    Carballo, Zas, Cerceda, Ponteceso, Laxe y Fisterra pagarán 69,83 euros por tonelada

    C. Viu/ T. Longueira Carballo / la voz.

    Los concellos de Carballo, Zas, Cerceda, Ponteceso, Laxe y Fisterra pagarán a Sogama 69,83 euros por cada tonelada de basura, en tanto que para las demás corporaciones de la Costa da Morte el precio será de 62,93 euros. Esos casi 7 euros de diferencia pueden parecer un chollo, pero no opinan lo mismo los alcaldes de estos seis municipios de la comarca que rechazaron la rebaja ofertada por Sogama.

    De hecho, los que ven problemas a ese sistema, que obliga al Concello a trasladar la rebaja a los contribuyentes con más. El 22 % de los alcaldes gallegos no se apuntaron antes del 23 de febrero, plazo máximo dado por Sogama. Ellos, como la Fegamp, solicitaban más tiempo para hacer cálculos e incluso alguna modificación en el convenio. Las razones del rechazo es económica y especialmente presupuestaria. De hecho, fueron interventores y secretarios los que aconsejaron rechazar la propuesta, como en el caso de Cerceda, que acoge el complejo medioambiental.

    «Xa tiñamos aprobado e publicado o padrón do lixo e, no noso caso, ter que devolver una bonificación do 10 % sería unha xestión de gran complexidade, según dixeron os técnicos», explicó el alcalde de Carballo, Evencio Ferrero. La rentabilidad del descuento no parece muy clara, sobre todo cuando la tasa media es de 60 euros anuales.

    Déficit

    El déficit del servicio es apenas llega al 10 %, pero en otros municipios es mucho mayor. En Fisterra, el secretario dejó claro al alcalde, José Marcote, que la adhesión a la rebaja supondría un aumento del déficit y el descuento poco es para los vecinos. Ninguno de estos concellos repercutió en los contribuyentes el aumento realizado por Sogama hace algunos años. En Laxe preocupa estar obligados a un cambio de ordenanza y en Ponteceso, «á letra pequena do acordo», según dijo el alcalde, Lois García. Teme especialmente lo que ocurriría si no consiguen la reducción de la basura que Sogama les exige porque tendrían que pagar la diferencia.

    En Zas, el alcalde, Manuel Muíño, está preocupado por lo que puede ocurrir «se non cumpres os criterios de volume de reciclaxe. Se non cumpres tes que pagar ti e desde Intervención iso non o ven claro».

    La quinta fracción es el próximo reto

    Todos los alcaldes de la comarca que han rechazado la rebaja de Sogama están de acuerdo en que es necesario avanzar en el reciclaje y, sobre todo, en la reducción de los desperdicios, también porque el tratamiento de la basura se lleva un buen pellizco de los ingresos municipales.

    Carballo es el Concello más adelantado en esta materia. El próximo reto es la quinta fracción, los contenedores marrones, los orgánicos 100 %. La implantación ha comenzado ya, pero en período de prueba.

    En Ponteceso también han hecho inversiones en la materia. Han repartido 50 depósitos amarillos por las parroquias, pero el alcalde se queja de que los concellos pequeños no tienen medios. Ese es también el problema al que se enfrenta Fisterra, que, además, debe acoger un fuerte aumento de población durante las temporadas vacacionales.

    Ver Comentarios