Esta moda cuesta un riñón

RIÑONERAS que vienen y van. Si el gato tiene siete vidas, este bolso con nombre de órgano vital ni te cuento. Vuelve, ahora sí, con intención de ser de todo menos una moda pasajera.


1

De colores

.

No, no estás viendo triple. Solo algunos de los modelos de la riñonera de Gucci.

2

Con vaqueros

¿No sabes qué ponerte con tu «total look» denim? Añade una riñonera y acertarás.

3

Sobre gabardinas

La riñonera no es un complemento para guiris. Es la guinda final a un look de «street style».

4

Como cinturón

Una de las fans de este complemento a la cintura: la bloguera Soraya Bakhtiar.

5

La favorita

.

Esta es la riñonera que lo ha cambiado todo y la más vista en las semanas de la moda.

No es una broma. Ni una moda pasajera. Esto es solo el principio. Y su camino es largo. La riñonera ha vuelto. Y sí, lo decimos en YES bien alto. Porque todos los caminos llevan a la riñonera. Porque hay muchas y muchos que ya empiezan a plantearse que ese cinturón con bolso de Gucci que cuesta cerca de 800 euros no es una locura, sino una inversión de futuro. Porque creo que la riñonera combina con todo y no hay ningún otro bolso que le pueda hacer la competencia. Queda claro que se llevan, ¿no? En las semanas de la moda fueron una repetición: una riñonera detrás de otra. Para chicos y para chicas. A la cintura y, ojo, cruzadas como una bandolera. Porque la riñonera mantiene su estética, su nombre de bolso que va al riñón, pero no la forma de lucirla. Cruzada sobre el pecho, como un arco del triunfo, es solo una de sus múltiples posiciones. La favorita, y la que le ha costado riñón y medio y muchos haters a Paula Echevarría, la firma Gucci. El mismo modelo, esta vez en terciopelo, que lleva en las fotos la bloguera Soraya Bakhtiar. Pero hay riñoneras de toda la vida, como las de Eastpak, que dejan su aire de montañistas y se convierten en el accesorio perfecto para la oficina. Y si Balenciaga las incluye en su colección para la próxima primavera, ya está armada la fiesta. Y la riñonera.

Votación
0 votos
Comentarios

Esta moda cuesta un riñón