Artículos deCarmen García de Burgos

Las «pop up stores» abren entre doce horas y tres meses; a las empresas les permiten poner a prueba un mercado o producto sin gastos fijos, y a los clientes, disfrutar de exclusividad