Ángel Castiñeira

Así lo contó La Voz

Tras cuatro días sin ser publicado, el periódico mantuvo su compromiso con el rigor informativo y la legalidad, que al director le costaría el cargo a manos de los sublevados