Una fusión y una foto

Mientras Irixoa, Aranga y Vilarmaior llevan un año compartiendo servicios, el pacto de Sobrado de febrero del 2012 es solo una intención