«Rascacielos» de entre 2 y 32 plantas

La mayoría de los edificios más altos de los veintidós ayuntamientos del área metropolitana son producto del ya acabado bum inmobiliario y de unos antiguos planes urbanísticos más permisivos con las alturas