Cine

.
Fugas

Colin Firth: «No soy amigo de las reglas sociales»

En «Orgullo y prejuicio» (2005) se convirtió en el arquetipo del hombre soñado. Aquel Mr. Darcy acabó luego en brazos de Bridget Jones. El actor británico Colin Firth (1960) regresa a la cartelera en la segunda parte de «Kingsman» para interpretar a una especie de James Bond caballeroso, un papel en el que encaja a la perfección

.

Astuta crónica de un canalla

«American made» es un largometraje divertido, trepidante y ajustado a cómo se entiende el género a estas alturas del siglo XXI

.

Se ve bien, pero no es la leche

«Tadeo Jones 2. El secreto del rey Midas»  va dirigido de forma inequívoca al público infantil, pese al intento de enganchar a sus mayores

.

Nada que ofrecer

«Churchill», de Jonathan Teplitzky, resulta reiterativa, gris y un poco aburrida