Secciones

Tu edición

Dime a qué hora comes y te diré cuánto pesas

PROHIBIDO SALTARSE LAS COMIDAS Contra la idea extendida de que hay que dejar de comer para adelgazar tras los excesos del verano, los expertos recuerdan que la planificación de comidas pone en marcha nuestro metabolismo. Pero no es lo único: también hay que controlar qué es lo que nos llevamos a la boca

La Voz de Galicia

El verano está tocando a su fin y, con él, llega nuestra preocupación por deshacernos de los excesos que han hecho mella en nuestro cuerpo. A priori, pensamos que la solución es empezar a comer menos, pero ¿significa eso que podemos saltarnos las comidas? «Contra esa creencia, está demostrado que existe una relación entre la ganancia de peso y los horarios en los que comemos», señala la nutricionista Fátima Blanco.

La explicación reside en el metabolismo, ya que, «cuando comemos, el hecho de hacer la digestión activa la quema de calorías». El truco, en este caso, no es saltarse un menú diario, sino «controlar qué es lo que comemos». «Lo que no hay que hacer es pegarse un empacho de cada vez. Tiene que haber horarios, pero con un equilibrio», añade Blanco.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

Para Alejandra Rey Rañal, médica de cabecera y pediatra en el Centro de Salud San José de A Coruña, la clave principal, más que los horarios, es el balance diario total de calorías, «es decir, que ingiramos menos de las que gastamos», aunque reconoce que «es importante desayunar, cenar y comer para no acostumbrarnos a comer entre horas». «Con esto conseguimos adaptar el cuerpo para comer a determinada hora y llevar una ingesta de calorías diarias», explica. En el caso de las personas desorganizadas, Rey observa que llevar un control de los horarios «es imprescindible».

Entonces, ¿es obligatorio realizar cinco comidas al día? Según Blanco, no necesariamente. «Si haces cuatro también está bien, pero lo más importante es hacer varias y más o menos a las mismas horas», explica. 

TÓPICOS A PRUEBA

Existen frases extendidas como «el desayuno es la comida más importante del día» o aquella que incide en la importancia de «cenar como un mendigo», algo que, en nuestra mente, puede traducirse a menudo en prescindir totalmente de la cena. Pero¿cuánto hay de cierto?, ¿realmente existe alguna comida más importante que otra?

La nutricionista subraya que «si siempre desayunamos, pero lo hacemos mal, no es la comida más importante del día». «Es importante hacerlo bien», destaca, y recuerda que «nuestro metabolismo es más activo por la mañana». Hay gente que no desayuna «o pasa casi todo el día sin comer, llega la noche y se pega un atracón. Aunque ingiramos el mismo nivel de calorías de siempre, pero concentradas todas por la noche, es muchísimo peor en este caso porque nuestro metabolismo va más lento», indica la experta.

Tampoco velamos por nuestra salud cuando decidimos saltarnos la cena. La doctora Rey Rañal sostiene que «este tipo de conductas enfocadas a la pérdida de peso son totalmente erróneas». «Insistimos en que no existen dietas milagro», subraya, y añade que «lo importante es conseguir una adherencia a un tipo de alimentación saludable para mantenerlo en el tiempo y evitar los efectos rebote al finalizar el período de dieta».

Del mismo modo que hay personas que engordan al descuadrar los horarios de las comidas, hay otras que adelgazan. Pero eso, según apunta Blanco, sigue sin ser bueno. «A lo mejor están perdiendo peso, pero no grasa, sino masa muscular por no estar comiendo las proteínas que deben comer».

SALUD MÁS QUE PESO

«El objetivo no es solo el peso, sino realizar a diario una dieta saludable», afirma Alejandra Rey. Por ello, la doctora recomienda «consumir alimentos con bajo índice calórico, como las verduras, y evitar los que son hipercalóricos y procesados».

Poniendo el acento en la salud, Blanco se pregunta «por qué cuidamos los horarios y el tipo de alimentación de los niños, pero no los de los adultos». «La etapa de crecimiento es muy importante, pero en la edad adulta también lo es no perder masa muscular y no ganar grasa».

¿Horarios? Sí. Pero la doctora recuerda la frase de Hipócrates, el padre de la medicina, pronunciada hace 25 siglos: «Que tu alimento sea tu mejor medicación».

Tags:
Ver Comentarios