Secciones

Tu edición

«El feminismo no significa luchar contra el hombre»

Presenta hoy Baiona un libro que cuenta una historia de violencia machista en Bueu

La Voz de Galicia

La escritora ourensana María José Rodríguez, que lleva viviendo en Bueu veinte años, presenta hoy en el auditorio de la casa-museo de la navegación de Baiona, a las 19.30 horas, su libro Por amor a ti, meu fillo, que retrata la triste realidad de las mujeres víctimas de la violencia machista.

-¿Por qué decidió ambientar el libro en Bueu?

-Porque hace veinte años aterricé aquí y me encontré con una estructura social muy diferente a la de una ciudad. Me llamaba la atención, por ejemplo, la actitud de las mujeres que tenían los hombres en el mar, que no participaban siquiera en las bodas si no estaban sus maridos. Quedaban como pertrechadas. No tenía nada que ver con el mundo del que yo venía.

-¿Está basada en una historia real?

-No, es producto de mi imaginación, pero como pasa con cualquier escritor puede haber ciertos aspectos que conozcas.

-¿Cómo se puede acabar con la violencia machista?

-Primero, con educación desde casa. Los padres estamos muy acostumbrados a que nuestros hijos sean buenos en el colegio. Nos preocupamos mucho de la parte intelectual del individuo y no de la parte humana. Una persona tiene más éxito en la vida cuando emocionalmente está mucho más preparado. Hay gente que por ejemplo tiene dos carreras pero que emocionalmente es nulo. Todos somos culpables, hombres y mujeres, de lo que pasa.

-¿Cree que las instituciones hacen lo suficiente para acabar con esta lacra?

-La realidad social y legal nunca van parejas. Ahora las instituciones están mucho más involucradas, pero queda mucho por hacer. En lo que llevamos del 2017, respecto al año pasado, ya hay seis mujeres más muertas. Nunca es suficiente.

-¿Cuál es el campo en que más se nota la desigualdad entre hombres y mujeres?

-Yo creo que en todos. Hay una cultura masculina desde hace mucho tiempo que nos hace daño. Y las mujeres también somos unas de las principales culpables de que esto se perpetúe, porque la mayor parte de las veces la educación de los hijos siempre ha recaído sobre la mujer. El hombre se ha desentendido o era el que ya cuando la madre no podía hacer nada, pues se lo decía al padre. Eso era lo último que sucedía en casa después de que las correcciones de la madre no funcionasen. Nosotras mismas tenemos que romper esos patrones y el hombre tiene que involucrarse mucho más. En cualquier tipo de trabajo, por desgracia, las mujeres en el mismo puesto que un hombre, están cobrando muchísimo menos. Y esto se ramifica a cualquier otra área.

-¿Cree que esa desigualdad sigue creciendo?

-Se hace más visible y reivindicativa. Todas las mujeres deberíamos reivindicar nuestro propio espacio e invitar a los hombres a que se sumen a nuestra lucha. La palabra feminista todavía es peyorativa para un sector de la población que no entiende que el feminismo no tiene nada que ver con luchar contra el hombre, sino que nosotras tenemos que tener los mismos derechos y deberes que ellos, sabiendo que somos diferentes.

Etiquetas: Baiona Feminismo Violencia machista Bueu