La Voz de Galicia

Más de 700 aspirantes a las 46 plazas de policía local en Vigo

Vigo

J. R. VIGO / LA VOZ

No serán efectivas hasta el 2022 y 18 se reservan para agentes de otros ayuntamientos

17 Feb 2021. Actualizado a las 23:40 h.

El Ayuntamiento de Vigo lleva un año esperando para celebrar los exámenes de acceso a nuevas 46 plazas de la Policía Local. Corresponden a las ofertas públicas de empleo del 2017, 2018 y 2019, y ya no es posible inscribirse. El plazo se cerró el pasado octubre. Más de 700 aspirantes formalizaron su candidatura, lo que dimensiona lo codiciados que son estos puestos indefinidos. El covid ha sido el gran causante del retraso en este y otos exámenes pendientes de convocar por el Ayuntamiento, que, dada la precaria situación en la Policía Local y los bomberos, ha priorizado las pruebas demoradas en ambos departamentos.

Los aspirantes a bomberos concurrieron primero, al ser menos plazas y menos candidatos. Ocurrió la semana pasada y parece que todo salió bien. En marzo está previsto que opositen los más de 700 jóvenes inscritos para las 46 plazas ofertadas de la Policía Local. El Concello y la Xunta tendrán que acordar las medidas sanitarias en función del nivel de contagios en las fechas señaladas para las pruebas teóricas y prácticas. Luego, tendrán que esperar a que comience el curso en el centro de formación de A Estrada. Allí son nueve meses de preparación y, al acabar, estos cadetes todavía tendrán que disfrutar de sus vacaciones y de los días para asuntos propios correspondientes.

Lo siguiente será incorporarse a la Policía Local de Vigo para ir cogiendo experiencia poco a poco. Lo normal en trabajos considerados de alto riesgo. A mayores existen otras 18 plazas reservadas para agentes locales que trabajan en otros ayuntamientos y que tienen derecho a solicitar el cambio de administración local. Para ellos se convoca un concurso que evalúa los méritos de cada funcionario. Entre unos y otros, en total serán 64 los policías que, en el 2022, tendrían que sumarse a la plantilla. El problema, explica la mesa sindical, es que el ratio de agentes seguirá por debajo de la RTP. El baremo oficial fija en 402 el número mínimo de policías locales que necesita Vigo. A día de hoy están activos 296, y el año que viene, ya con todos los exámenes presumiblemente resueltos, se espera rondar las 350. Aún así, atendiendo a la misma RTP oficial, sería insuficiente. Sobre todo porque cada año se jubilan funcionarios.

 

RTP del 2014

El retraso en la convocatoria de ofertas públicas de empleo no es ajena a la Concejalía de Seguridad Ciudadana, de la que dependen los bomberos y la Policía Local. Explican los sindicatos que en otras concejalías incluso resta alguna oferta pública de empleo correspondiente al 2014. O lo que es lo mismo, unas plazas que llevan más de seis años de retraso. Lo que parece no tener solución, al menos a corto plazo, es la falta de motos y vehículos en buen estado para patrullar las calles y parroquias de la primera ciudad de Galicia. La gran mayoría de vehículos sobre dos ruedas llevan dos años durmiendo el sueño de los justos en el garaje municipal, a la espera de su reciclaje o reparación. El problema es que, según parece, las motos ya agotaron hace tiempo sus plazos de uso máximo y están abocadas al desguace.

De los coches, quienes los utilizan, dicen que las ruedas en numerosos vehículos tienen el dibujo gastado, y recuerdan que entre sus funciones está, precisamente, detectar vehículos con los neumáticos demasiado usados por el alto riesgo que implica para sus ocupantes.

Nuevo pleito de los bomberos: acusan al Concello de liquidar sin motivo tres puestos

El conflicto entre Ayuntamiento y sindicatos de bomberos seguirá escalando con el nuevo órdago judicial que plantearán algunos sindicatos. Un contencioso-administrativo más que añadir a los ya resueltos o pendiente de resolución. El origen de la discrepancia surge en tres plazas de promoción interna. Los bomberos entendían que había dudas sobre posibles favoritismos, y alegaron al tribunal de oposición, que les dio la razón. El problema es que ahora, el Concello quiere liquidar esas tras plazas y los sindicatos interpretan todo lo contrario. Corresponden a las ofertas públicas de empleo del 2018, 2018 y 2019, y los aspirantes a las plazas nuevas ya se examinaron del teórico. Restan estas tres de promoción de interna, y los bomberos sostienen que no pueden liquidarse. Proponen que sino dio tiempo en la última oposición, se sumen a la oferta pública del 2020.

Sigue sin saberse aún qué hará el Ayuntamiento de Vigo, obligado desde hace meses a cumplir una sentencia judicial firme que impone trabajar a los funcionarios en días libres. El Ayuntamiento, según parece, se declara incapaz de ejecutar el fallo ante la falta de personal para cuadrar los horarios que sí respetan los derechos de los trabajadores. Mientras, la parte sindical sigue reorganizando sus fichas y no se descartan novedades en las próximos días. Además de los avances que generen las denuncias judicializadas aún sin resolver. Por ahora, el Concello de Vigo, en lo referido al cuerpo de bomberos, no ha dejado de perder un pleito tras otro sin que, por ahora, se logre cambiar nada.


Comentar