Secciones

Tu edición

Ocultar el problema, retrasar las medidas, perjudicar a la gente

La Voz de Galicia
Teads fallback - Discover inRead by Teads!

Una cosa es sufrir un retraso en una obra y otra gestionar de la peor forma una crisis que afecta a miles de personas, afea la proyeccin de la ciudad y priva de un empujn a la hostelera del entorno del estadio. Cuando se anunci un gasto de ms de siete millones de euros del dinero de todos en las cubiertas de Riazor, el gobierno corus apel al smbolo que supone el campo como atractivo turstico. Ms all de la hiprbole, porque el estadio permanece cerrado todo el ao a las visitas, y de que la obra de los fondos se queda en una rehabilitacin, era incuestionable que la Marea no poda demorar ms una solucin. El penoso estado de la techumbre, el bochorno de haber suspendido un partido de Primera por los destrozos de un temporal, el riesgo que suponan las espordicas cadas de cascotes y los desprendimientos de las placas de las cubiertas obligaban a una reaccin. Falto de obras emblemticas en el pramo de la gestin desde que lleg a la alcalda, Xulio Ferreiro eligi el ftbol para acelerar una obra emblemtica que inaugurar. Y lo hara en tiempo rcord, para lucir antes de las municipales del 2019. Nada poda salir mal; pero sali. El estadio tena que estar listo para la primera jornada, ya el 14 de agosto; pero los andamios seguirn instalados en la sexta, el prximo 24 de septiembre. El retraso no lo pudo paliar ni el inslito calendario del Deportivo, con sus tres primeros partidos lejos de Riazor. Desde hace semanas el gobierno local saba y reconoca el incumplimiento de sus propios plazos. Pero ante el problema, lleg el silencio durante las ltimas semanas. La tctica del avestruz, vicio del gobierno local de la Marea. En lugar de encarar la crisis, call y aplaz las medidas. Intent ocultar el problema a los miles de afectados. Ni un plan de reubicacin, ni un aviso a los abonados, ni un mensaje a los cientos de aficionados asturianos que tenan previsto pasar el fin de semana en la ciudad. Hasta que la chapuza y el retraso se convirti en noticia de portada. Entonces llegaron las falsedades desde el ayuntamiento: que si no hay retraso, que si no es para tanto, que si la culpa es del calendario... Maldita hemeroteca! Un bochorno que se habra ahorrado con transparencia, humildad y la asuncin de errores. Las fotos de la presentacin de los proyectos no se repitieron esta semana. Desde Mara Pita salieron unas lneas sobre un folio en blanco, unas declaraciones de pasillo y un Forza Dpor. La techumbre del estadio terminar luciendo con el dinero de todos. Pero nos podamos haber evitado este sainete.

Tags:
Ver Comentarios