Secciones

Tu edición

Soluciones militares para proteger el «smartphone»

Invisible Shield lanza un protector de pantalla para los Samsung Galaxy S9 y S9+ con una capa de vídrio curvado que adhiere sin crear burbujas

La Voz de Galicia

 

La reparación de pantallas de dispositivos electrónicos (smartphones, tablets, portátiles...) genera un negocio de miles de millones anuales. Sustituir el panel LCD u OLED de cualquier móvil de gama medio-alta cuesta una media de 100 euros, por lo que los usuarios cada vez protegen más sus terminales, bien con protectores de pantalla, bien con fundas específicamente adaptadas a sus dimensiones.

Entre los líderes mundiales en protectores se encuentra InvisibleShield, con más de 165 millones de unidades vendidas y que garantiza de por vida sus soluciones contra pantallas rayadas, agrietadas y destrozadas por las habituales caídas. La marca, perteneciente al grupo Zagg, tiene su sede en Utah y algunas de sus aplicaciones tienen uso militar.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

Una de sus última innovaciones es Glass Curve Elite para el Samsung Galaxy S9 y el Galaxy S9+. Con una capa absorbente de golpes especialmente desarrollada y patentada, es el protector de pantalla de vidrio curvado más fuerte de InvisibleShield y proporciona seguridad contra impactos y arañazos para cada curva de un terminal que en el momento de su lanzamiento superaba los 800 euros.

Glass Curve Elite es una lámina adhesiva de pantalla completa con una sensibilidad al tacto precisa que responde a cada toque y deslizamiento. La protección de borde a borde logra que el aire no quede atrapado entre la pantalla y el protector, lo que se traduce en una mejor experiencia de usuario. Los bordes meticulosamente curvados ofrecen un ajuste preciso y sencillo, mientras que

su capa amortiguadora ofrece una excelente protección contra los impactos. «Es un gran cambio para dispositivos de pantalla curva», afirma Kevin Fay, Senior Product Manager de Zagg.

La clave de este protector es una superficie duradera y resistente a manchas que evita la acumulación de huellas dactilares y ayuda a que las pantallas se vean claras. La composición de vidrio templado de alta calidad tiene una claridad de imagen del 100%.

Uno de los problemas que presentan la mayoría de los protectores de pantalla es su dificultad de instalación, ya que a menudo se crean burbujas que son muy difíciles de eliminar. Afean el smartphone y hacen que su superficie sea rugosa e incómoda. Invisible Shield ha diseñado unas pestañas patentadas, denominadas EZ Apply, que hacen que la aplicación sea perfecta.

El Glass Curve Elite cuesta 45 euros y InvisibleShield da una garantía por la cual lo reemplaza si se desgasta o daña durante toda la vida útil del dispositivo.

Funda y batería externa

El complemento perfecto a Glass Curve Elite para Galaxy S9+ es el Mophie Juice Pack: una funda-batería externa que carga el móvil a la vez que lo protege en sus laterales y parte trasera. Tiene una capacidad de 2.070 mAh, lo que proporciona 35 horas de conversación, 21 horas de navegación web, 25 de reproducción de vídeo o 132 de música. Unos led en la carcasa trasera pemiten visulizar el nivel de enerrgía restante.

La carcasa es compatible con el estándar de carga inalámbrica Qi, añade muy poco peso y tamaño a las dimensiones originales del smartphone, y está testada para ofrecer una alta protección frente a impactos. Cuesta 99 euros.

Tags:
Ver Comentarios