Secciones

Tu edición

Dos catedráticos gallegos, premiados por un artículo sobre sostenibilidad

El trabajo propone medidas de ahorro energético para el sector textil

La Voz de Galicia

La asociación hispano-portuguesa de economistas ambientales (Aerna) ha seleccionado un artículo de dos catedráticos gallegos sobre la reducción de los consumos energéticos en las tiendas de ropa como la mejor publicación científica realizada en los dos últimos años en el campo de la economía ambiental.El catedrático de la Universidad de Vigo Xabier Labandeira y la catedrática de la Universidad de Santiago de Compostela María Loureiro, ambos miembros de la agrupación estratégica Ecobas, son los autores del estudio, que fue publicado en el año 2019 en la revista Energy Economics.

En él, los autores presentan los resultados de un análisis realizado en de 155 establecimientos comerciales de una multinacional del sector textil en tres países distintos, y en él muestran cómo una pequeña invención puede contribuir a reducir el consumo energético en los establecimientos. «El artículo se centra en los campos de comportamiento de los empleados de las tiendas para conseguir mejoras», ha dicho a Efe Labandeira.

Tomando «como base para poder realizar el experimento una plataforma de gestión energética muy sofisticada que gestiona las tiendas a partir de termostatos que, en general, no requieren manipulación humana», el estudio ha analizado cómo la información proporcionada a los responsables de los establecimientos puede llegar a influir en aquellos «momentos en los que la tienda puede precisar un calentamiento o enfriamiento mayores». Para ello, se realizó un experimento en el que se envió durante tres años consecutivos información desde la central a las tiendas seleccionadas a través de correo electrónico para luego hacer un seguimiento del comportamiento de sus empleados y compararlo a continuación con otra tienda similar a la que no se le envió información.

«Lo que sugiere el experimento es que cuando se producen estas manipulaciones, los responsables de las tiendas deben procurar que el desfase entre las temperaturas interiores y exteriores no sea excesivo para evitar consumos elevados y potencialmente mayores emisiones», destaca Labandeira. El análisis de los datos muestra que quienes reciben información tienden con mayor frecuencia a modificar manualmente el termostato, de manera que la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior en el período analizado fue de 6,6 grados en las tiendas que no recibían información, mientras que fue ligeramente inferior en las que sí la recibían. Se trata de una diferencia de temperatura menor, cuyo impacto en términos de ahorro energético sería pequeño en el caso de una tienda en concreto, pero considerable, tanto en términos económicos como ambientales, en el conjunto del sector.

Labandeira, que trabaja con el IPCC (Panel de Expertos sobre Cambio Climático de Naciones Unidas), recuerda que el sector comercial se caracteriza por sus «importantes consumos indirectos», que lo convierten en una importante fuente indirecta de emisiones contaminantes, y subraya que, aunque el artículo se refiere a tiendas de moda, podría aplicarse a cualquier actividad comercial presencial y poner de relieve que «la formación de los responsables de tiendas es un factor muy relevante» para disminuir el consumo y las emisiones.